TIPOS DE DOLOR - Duración y Origen



La ergología es la ciencia que estudia el dolor; el término “dolor”, hace referencia a aquella experiencia sensorial y emocional que pueden experimentar todos aquellos seres vivos que disponen de un sistema nervioso central; es una experiencia asociada a una lesión tisular o expresada como si ésta existiera. Actualmente se entiende como dolor como el producto de un conjunto de mecanismos neurofisiológicos que modulan la información del daño físico a diferentes niveles y en diferentes partes. 

El dolor es un síntoma común, que es la queja principal que lleva a las personas a buscar atención médica y también es una causa frecuente de la debilidad o inclusive incapacidad, dependiendo de la intensidad y frecuencia.

Hay docenas de situaciones en nuestro cuerpo que pueden causar dolor; entre ellas podemos mencionar: lesiones traumáticas, inflamaciones, infecciones, distensión de órganos huecos, lesiones de nervios e inclusive dolor psicógeno.

Los tipos de dolor se clasifican según sus dos principales características: duración y origen.

-Clasificación según la duración del dolor

El dolor puede clasificarse como dolor agudo o dolor crónico.

Llamamos dolor agudo el dolor de corta o mediana duración, que persiste mientras no hay cura de la lesión o mientras no se elimina el agente agresor. El dolor agudo puede durar desde unas horas a varias semanas.

Algunos ejemplos de dolor agudo son:

  • Dolor del parto.
  • Dolor postoperatorio
  • Traumas.
  • Dolor de garganta causada por una infección.
  • Dolor de diente causado por alguna inflamación.
  • Quemaduras.

Ya el dolor crónico, también llamado dolor persistente, es aquel que se extiende más de lo necesario para curar una lesión del tejido. El dolor crónico suele durar semanas, meses o incluso años.

Algunos ejemplos de dolor crónico son:

  • Neuropatía diabética
  • Neuralgia postherpética
  • Migraña
  • Hernia de disco
  • Osteoartritis

-Clasificación según el origen del dolor

El dolor también puede ser clasificado según su origen fisiopatológico. En este caso, puede ser dividido en tres formas:

1- Dolor nociceptivo

Un nociceptor es una fibra nerviosa especializada en sentir estímulos nocivos o estímulos que pueden llegar a ser perjudiciales desde que sigan así. El dolor nociceptivo es aquél que se presenta cuando hay realmente algunas lesiones en tejidos u órganos.

Los nocireceptores pueden distinguir tres categorías de daño tisular: térmico (como las quemaduras por calor o frío), mecánico (por ejemplo, impactos, cortes, laceraciones o aplastamiento) o químico (lesión por sustancias abrasivas o cuando hay contacto del alcohol de con la piel herida).

El dolor nociceptivo también puede dividirse en visceral, somático profundo o somático superficial:

El dolor visceral es el que se produce por daño en las estructuras viscerales, es decir, en los órganos internos. Las situaciones que causan generalmente dolor visceral son la distensión o contracción, isquemia (falta de riego sanguíneo adecuado) o inflamación. El dolor visceral es generalmente difuso y mal localizado, motivo por lo cual un dolor en el corazón puede ser sentido en el brazo o un dolor en el estómago puede presentarse como dolor en toda la barriga. El dolor visceral es frecuentemente acompañado de malestar, náuseas y vómitos.

El dolor somático profundo es aquél iniciado por la estimulación de nociceptores presentes en estructuras más profundas de la piel como ligamentos, tendones, huesos y músculos. También es un dolor difuso en la región afectada, pero un poco mejor localizado que el dolor visceral.

Ya el dolor somático superficial es aquél que se presenta por activación de nociceptores en la piel. Este tipo de dolor está bien situado y es fácil de definirse.

2- Dolor neuropático

El dolor neuropático es un dolor causado por la activación anormal del sistema nervioso central o periférico. No hay necesariamente una lesión de un tejido u órgano, sino una lesión o disfunción de los nervios responsables de la identificación del dolor. Este es el tipo de dolor que se presenta en pacientes con neuropatía diabética, herpes zoster, hernia discal o lesión del nervio trigémino.

Solamente como curiosidad, los pacientes amputados pueden sentir dolor en el miembro que ya no existe. El paciente puede no tener una pierna, pero por una activación inadecuada de ciertas fibras del nervio, puede sentir dolor en su pie izquierdo, a pesar de esto haber sido amputado hace mucho tiempo. Este dolor se denomina dolor del miembro fantasma, que también es un tipo de dolor neuropático.

3- Dolor psicógeno

Es el dolor de origen emocional y que, a pesar de no tener origen en cualquier daño tisular o problema del sistema nervioso, puede ser incapacitante y es difícil de tratarse.

Fuente:

Opciones de Medicamentos Para el Alivio del Dolor: http://www.mdsaude.com/es/2016/11/medicamentos-para-el-dolor.html