TIPOS DE EPISTAXIS – Sangrado de nariz



El sangrado de nariz o nasal, en medicina conocido con el término “epistaxis”, es una situación muy común que afecta a más del 60% de la población en algún momento en la vida. A pesar de asustar, los sangrados de la nariz raramente causan complicaciones relevantes. En la mayoría de los casos, la pérdida de sangre puede ser fácilmente controlada en casa, sin ayuda médica. Se entiende por epistaxis a toda hemorragia con origen en las fosas nasales. El nombre tiene su origen en el griego y significa "fluir gota a gota".

La cavidad nasal es muy vascularizada y los vasos son relativamente superficiales, principalmente en la región más anterior de la nariz. El sangrado nasal se clasifica generalmente en epistaxis anterior y epistaxis posterior.

La epistaxis anterior es la forma más común de sangrado de la nariz. Se presenta cuando hay lesiones de los vasos en la región anterior de la mucosa nasal, más cerca de las fosas nasales. En esta región, varias pequeñas arterias se conectan, formando un enmarañado vascular conocido como plexo de Kiesselbach, que es muy frágil y sangra fácilmente.

La epistaxis posterior es más rara, representando solamente un 5% de los casos de sangrado nasal. Aunque es menos común, los sangrados nasales posteriores suelen ser más voluminosos y difíciles de manejar. Los pocos casos de epistaxis que requieren atención médica urgente son generalmente aquellos que se originan en la región posterior de la cavidad nasal.

La epistaxis es más común en niños menores de 10 años y en adultos mayores de 45 años. Esto no significa, de ninguna manera, que adolescentes y adultos jóvenes no puedan tener sangrados nasales.

Fuente:
SANGRADO DE NARIZ – Causas y Tratamiento
http://www.mdsaude.com/es/2016/10/sangrado-de-la-nariz.html