USO COSMÉTICO DEL BOTOX



Botox®, marca comercial y farmacéutica de la toxina botulínica, una proteína tóxica originalmente producida por la bacteria Clostridium botulinum. Se trata de uno de los venenos más poderosos que existen. Esta toxina es un veneno potente, siendo la misma que causa el botulismo. El botulismo es una intoxicación causada por la toxina botulínica, una neurotoxina bacteriana producida por la bacteria Clostridium botulinum. La vía de intoxicación más común es la alimentaria: Por ingestión de alimentos mal preparados o conservados de manera inapropiada, pero también puede adquirirse la enfermedad por la contaminación de heridas abiertas, o como efecto colateral del uso deliberado de la toxina en el tratamiento de enfermedades neuromusculares o en cosmética.

La toxina botulínica es una neurotoxina que impide la contracción del músculo, llevando a la parálisis de los mismos. La intoxicación por la toxina botulínica es una emergencia médica porque puede causar parálisis de los músculos respiratorios, llevando el paciente a la muerte por insuficiencia respiratoria. Esta neurotoxina es uno de los venenos más potentes que se tiene conocimiento; si inhalada, basta 1 microgramo para llevar una persona a óbito por parálisis difusa de los músculos del cuerpo.

Desde el año 2000 el Botox fue aprobado en Brasil para uso estético en el tratamiento de las arrugas de expresión. Es importante destacar que el Botox solamente funciona para las arrugas que surgen cuando utilizamos los músculos faciales. Las arrugas causadas por la exposición al sol y humo no se corrigen por el Botox.

Requiere mucho cuidado y técnica en la aplicación de Botox en algunas regiones de la cara, especialmente alrededor de la boca, para que no ocurra una parálisis en los músculos responsables del habla y de la masticación. Si el médico no está capacitado, pueden producirse asimetrías en la cara debido a una mayor parálisis de un lado de ella.

Imagen tomada de: http://www.mdsaude.com

Las fotos de arriba muestran que, después de la aplicación de Botox, las arrugas que aparecen al fruncir el ceño han desaparecido. El objetivo del Botox cosmético es disminuir la fuerza muscular sin causar parálisis total de los músculos, evitando complicaciones como la caída de los párpados y pérdida de la expresión facial. El uso de Botox cosmético generalmente tiene efecto máximo en las 2 primeras semanas, requiriendo nueva aplicación a cada 3 o 4 meses.

Fuente:
BOTOX – Uso Cosmético y Terapéutico:
http://www.mdsaude.com/es/2016/11/botox-uso-cosmetico-y-terapeutico.html