ABUSO Y DEPENDENCIA DEL ALCOHOL - Enciclopedia de Tareas

ABUSO Y DEPENDENCIA DEL ALCOHOL


Las bebidas alcohólicas contienen etanol (alcohol etílico) en su composición. El alcohol es la droga más popular y consumida en el mundo, de 60 a 80% dependiendo del país o continente. Entre la juventud, un 80% relatan consumir bebidas alcohólicas con frecuencia. En los Estados Unidos, los costos del sistema de salud y las pérdidas de productividades debido a enfermedades relacionadas con el alcohol sobrepasan a los 180 billones de dólares al año.

El alcohol es una droga legal en la mayor parte del mundo, con la excepción de los estados islámicos, y causa millones de muertes al año por alcoholismo.

Las bebidas alcohólicas atendiendo a la elaboración se pueden distinguir entre las bebidas producidas simplemente por fermentación alcohólica (vino, cerveza, sidra, hidromiel, sake) en las que el contenido en alcohol no suele superar los 15 grados, y las producidas por destilación, generalmente a partir de un producto de fermentación previo. Entre estas últimas se encuentran los diferentes tipos de aguardientes (como el brandy, el whisky, el tequila, el ron, el vodka, la cachaça, el pisco, la ginebra, etc.) y los licores, entre otras.

La cantidad de alcohol de un licor u otra bebida alcohólica se mide bien por el volumen de alcohol que contenga o bien por su grado de alcohol.

El alcohol es una droga que puede traer grandes daños a varios órganos del nuestro cuerpo, especialmente al hígado, páncreas, corazón y cerebro. Sin embargo, a diferencia del cigarrillo, que es malo en cualquier cantidad, si se consumen bebidas alcohólicas con moderación y con responsabilidad, hay evidencias de que pueden traer algunos beneficios para la salud.

Creemos que hay abuso de alcohol cuando el paciente comienza a presentar al menos uno de los problemas que se enumeran a continuación:

  • Dificultades en desempeñar adecuadamente sus tareas profesionales o estudiantiles.
  • Cuestiones jurídicas relacionadas con el consumo de alcohol con repetición (por ejemplo: agresiones y accidentes automovilísticos).
  • Uso continuado de alcohol a pesar de los problemas sociales y profesionales que lo están causando.
  • Uso frecuente de alcohol en situaciones que amenazan la integridad física (conducir, operar maquinarias pesadas, trabajar en la construcción civil, etc.) o uso frecuente de alcohol hasta la pérdida de la conciencia.

El paciente con dependencia del alcohol, popularmente llamado alcohólico, se establece cuando hay al menos 3 de los problemas enumerados a continuación:

  • Tolerancia a los efectos tóxicos del alcohol (necesidad de beber para emborracharse).
  • Necesidad de beber alcohol después de algún tiempo sin consumirlo.
  • Consumo de grandes cantidades de alcohol, siempre superior a la inicialmente prevista.
  • Percepción que debe disminuir o controlar el consumo de alcohol o culpabilidad para beber.
  • Dificultades profesionales o sociales debido al abuso de alcohol.
  • Pérdida de gran parte del día bebiendo, tratando de obtener alcohol o recuperarse de la resaca
  • Uso persistente de alcohol a pesar de la idea de que el mismo está perjudicándolo.

El abuso y la dependencia de alcohol tienen estrecha relación familiar. Familiares de primer grado de personas con problemas con el alcohol tienen hasta 4 veces más probabilidades de desarrollarlo también.

Fuente:
RIESGOS DEL ALTO CONSUMO DE ALCOHOL
http://www.mdsaude.com/es/2016/12/riesgos-del-alcohol.html

Partes de nuestro contenido:

¡Busca en nuestra web!