ALERGIA ALIMENTARIA Y REACCIONES NO ALÉRGICAS



Se llama alergia a una reacción inmunitaria del organismo frente a una sustancia generalmente inocua para el anfitrión, que se manifiesta por unos signos y síntomas característicos cuando este se expone a ella (por inhalación, ingestión o contacto cutáneo).

Se acepta, en general, que el desarrollo de las enfermedades de origen inmunitario es debido a la interacción entre los genes de susceptibilidad específicos y ciertos factores ambientales. En el caso de las alergias, antígenos como pólenes, ácaros del polvo doméstico, alimentos, mohos, caspa de animales, medicamentos, etc. Sin embargo, menos del 10% de las personas con mayor susceptibilidad génica desarrollan la enfermedad, lo que indica la existencia de un fuerte desencadenante que afecta también al progreso y pronóstico de la enfermedad.

Alergia a los alimentos

Una reacción adversa a alimentos es cualquier reacción anómala provocada por la ingestión de un alimento y se clasifica como hipersensibilidad alérgica a alimentos cuando puede demostrarse un mecanismo inmunitario; cuando este mecanismo depende de la IgE, se denomina alergia alimentaria. La presencia de anticuerpos IgG específicos contra alimentos en el suero no tiene generalmente importancia clínica, y es simplemente indicación de la exposición previa a ese alimento.

La alergia alimentaria afecta a alrededor del 8 % de los niños y hasta un 3% de los adultos. La alergia alimentaria tiene un fuerte componente genético y hasta un 70% de los pacientes tiene historia familiar positiva.

La alergia alimentaria clásica es la causada por la acción de un anticuerpo llamado IgE. Nuestro sistema inmunológico está programado para luchar contra cualquier sustancia extraña que invada nuestro cuerpo, sin embargo, hay cierta tolerancia cuando estas sustancias entran por el sistema gastrointestinal. Un paciente alérgico a determinado alimento tiene, de hecho, un sistema inmunitario que reacciona desproporcionadamente a la llegada de una determinada proteína, pensando que es un invasor peligroso. Un paciente con alergia alimentaria suele tener otros tipos de alergia, tales como rinitis, asma, alergias de la piel, etc., porque el problema es la producción de IgEs dirigidas a blancos inadecuados, es decir, proteínas no nocivas para nuestro organismo. Más del 1/3 de los niños con eczema también tienen alergia a algunos alimentos.

Las reacciones a los alimentos son comunes y pueden dividirse en dos categorías, estas son:

  • Alergia alimentaria
  • Reacciones no alérgicas a los alimentos

La distinción entre los tipos de reacción a los alimentos es importante una vez que presentan grados de gravedad y diferentes tratamientos.

Alergia alimentaria

La alergia alimentaria es definida como una reacción del sistema inmune a una o más proteínas de uno o más tipos de alimento. La misma puede, en algunos casos, llevar a un cuadro de anafilaxia severa.

Reacciones no alérgicas a los alimentos

Las reacciones no alérgicas son definida como aquellas reacciones que no son causadas por la activación del sistema inmune; entre ellas podemos mencionar la intolerancia a la lactosa, el reflujo gastroesofágico, el dolor de estómago, la intoxicación alimentaria, entre otros.

Fuente:
ALERGIA ALIMENTARIA – Causas, Síntomas y Tratamiento:

http://www.mdsaude.com/es/2016/12/alergia-alimentaria.html