DIAGNÓSTICO DE HIPERHIDROSIS - Enciclopedia de Tareas

DIAGNÓSTICO DE HIPERHIDROSIS


El término “hiperhidrosis” hace referencia a la producción excesiva de sudor. Esta producción excesiva de sudor es una enfermedad que suele iniciarse en la infancia o la pubertad y generalmente dura toda la vida si no se realiza tratamiento. Se estima que el 3% de la población padece hiperhidrosis primaria; afecta de igual manera a hombres y mujeres. Hasta el 40% de los afectados tiene otro miembro de la familia con el mismo trastorno, por lo que es una enfermedad hereditaria.

En otras palabras, hiperhidrosis es una condición en la cual el cuerpo produce un volumen de sudor desproporcional a las necesidades fisiológicas para la regulación de la temperatura corporal, es decir, el paciente suda mucho y sin razón.

La hiperhidrosis es, generalmente, una condición primaria, sin causa aparente. Sin embargo, hay algunas enfermedades y ciertos medicamentos que pueden causar sudoración excesiva, como por ejemplos: Propranolol, Nifedipina, Fisiostigmina, Pilocarpina, Antidepresivos, Insulina, Hipoglucémicos orales, Tamoxifeno ,Sildenafil, entre otros.

En la actualidad, para el diagnóstico de hiperhidrosis se utilizan los siguientes criterios:

1. Sudoración focal excesiva con más de 6 meses de duración y sin causa aparente.

Más dos de los criterios enumerados a continuación:

2. Sudoración bilateral y simétrica sudoración (afecta ambas manos, pies y/o axilas).
3. Sudoración que interrumpe las actividades diarias comunes.
4. Sudoración excesiva que se produce por lo menos 1 x semana.
5. Comienzo del cuadro antes de 25 años de edad.
6. Historia familiar de hiperhidrosis.
7. Sudoración focal durante el sueño.

Alrededor del 2% de la población presenta criterios para el diagnóstico de hiperhidrosis. Personas de origen asiático, principalmente japoneses, tienen un mayor riesgo de enfermedad. La hiperhidrosis focal es más común en adolescentes y jóvenes; menos del 5% de los casos empiezan después de la pubertad, lo que hace que todo adulto con sudoración excesiva de comienzo reciente sea investigado para enfermedades metabólicas o uso de medicamentos.

La hiperhidrosis es generalmente peor durante los períodos de calor o durante el estrés emocional, pero muchos de estos pacientes sudan todo el tiempo con ningún factor desencadenante evidente.

Aunque no sea una enfermedad grave, que traiga más complicaciones, la hiperhidrosis puede ser incómoda y dificultar la vida social y profesional de los pacientes. El exceso de sudor en las axilas puede manchar la ropa y ser estéticamente indeseable, mientras que la transpiración en las manos puede mojar papeles, dificultando el manejo de instrumentos y causando vergüenza al estrechar la mano de otras personas.

Además de la dificultad social, la hiperhidrosis favorece la aparición de algunas otras enfermedades de la piel tales como eczema, verrugas, dermatitis atópica, infección micótica de la uña, sabañones, foliculitis y olores desagradables.

Fuente:
HIPERHIDROSIS – Causas, Síntomas y Tratamiento:

Hiperhidrosiswww.mdsaude.com/es/2016/12/hiperhidrosis.html

Partes de nuestro contenido:

¡Busca en nuestra web!