HERNIA LUMBAR Y CERVICAL



En sentido general, se conoce como hernia a la protrusión de cualquier órgano o tejido fuera de la cavidad del cuerpo en que está alojado normalmente. La hernia discal, también llamada protrusión de disco y hernia de disco, es una enfermedad en la que parte del disco intervertebral se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce lesiones neurológicas derivadas de esta lesión. Un disco intervertebral es cada una de las almohadillas que separan las vértebras de la columna vertebral. Cada uno forma un amortiguamiento cartilaginoso que permite ligeros movimientos de las vértebras y actúa como un ligamento que las mantiene juntas.

La hernia discal es un problema de la columna vertebral que produce compresión de los nervios, causando dolor, debilidad y pérdida de sensibilidad en uno de los miembros. Las más comunes protusiones de disco son las hernias lumbares y cervicales.

  • •Hernia Lumbar: La queja principal de una hernia de disco lumbar normalmente es un dolor cortante y agudo. En algunos casos, puede haber un historial anterior de episodios de dolor localizado, que está presente en la espalda y continúa hacia abajo por la pierna con la que conecta el nervio afectado.

  • •Hernia Cervical: Los síntomas de una hernia de disco cervical muchas veces se parecen a otros trastornos como el síndrome del túnel del carpo, los problemas del manguito rotador y la gota. En algunos pacientes las hernias de disco cervical pueden ocasionar compresión de la médula espinal en los sitios donde el material del disco presiona a la médula espinal. Esta es una patología mucho más seria y puede requerir un plan de tratamiento más agresivo. Los síntomas de compresión medular incluyen una marcha torpe o con tropiezos, dificultad con las habilidades motoras finas en las manos y los brazos y hormigueo o una sensación de "choque" a lo largo del torso y hasta las piernas.