RIESGOS DEL ALTO CONSUMO DE ALCOHOL - Enciclopedia de Tareas

RIESGOS DEL ALTO CONSUMO DE ALCOHOL


Las bebidas alcohólicas contienen etanol (alcohol etílico) en su composición. El alcohol es la droga más popular y consumida en el mundo, de 60 a 80% dependiendo del país o continente. Entre la juventud, un 80% relatan consumir bebidas alcohólicas con frecuencia. En los Estados Unidos, los costos del sistema de salud y las pérdidas de productividades debido a enfermedades relacionadas con el alcohol sobrepasan a los 180 billones de dólares al año.

El alcohol es una droga legal en la mayor parte del mundo, con la excepción de los estados islámicos, y causa millones de muertes al año por alcoholismo.

Las bebidas alcohólicas atendiendo a la elaboración se pueden distinguir entre las bebidas producidas simplemente por fermentación alcohólica (vino, cerveza, sidra, hidromiel, sake) en las que el contenido en alcohol no suele superar los 15 grados, y las producidas por destilación, generalmente a partir de un producto de fermentación previo. Entre estas últimas se encuentran los diferentes tipos de aguardientes (como el brandy, el whisky, el tequila, el ron, el vodka, la cachaça, el pisco, la ginebra, etc.) y los licores, entre otras.

La cantidad de alcohol de un licor u otra bebida alcohólica se mide bien por el volumen de alcohol que contenga o bien por su grado de alcohol.

El alcohol es una droga que puede traer grandes daños a varios órganos del nuestro cuerpo, especialmente al hígado, páncreas, corazón y cerebro. Sin embargo, a diferencia del cigarrillo, que es malo en cualquier cantidad, si se consumen bebidas alcohólicas con moderación y con responsabilidad, hay evidencias de que pueden traer algunos beneficios para la salud.

Definimos como alcoholismo pesado el consumo de más de 7 bebidas a la semana o la ingesta frecuente de más de 3 tragos al día en las mujeres (1 bebida equivale a una copa de vino o 45 ml de whisky o de cerveza de 355 ml) y el doble de eso en los hombres. Por lo tanto, las mujeres que beben dos vasos diarios de vino todos los días ya se encuadran en el grupo de alcoholismo pesado.

El alto consumo de alcohol elimina los posibles beneficios del consumo leve y todavía puede traer muchas complicaciones para salud, tales como:

  • Cáncer de mama.
  • Cáncer de estómago.
  • Cáncer de colon.
  • Cáncer de hígado
  • Cáncer de esófago.
  • Cirrosis.
  • ACV.
  • Pancreatitis aguda y crónica.
  • Osteoporosis.
  • Diabetes mellitus.
  • Hipertensión.
  • Accidentes y traumas severos.
  • Impotencia sexual.
  • Malformaciones fetales.
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Psoriasis.
  • Colecistitis y piedra en la vesícula.
  • Suicidio.

Además de los problemas mencionados anteriormente, todos los beneficios cardiovasculares del consumo moderado se convierten en daños en el caso del consumo excesivo de alcohol. Aumentan los riesgos de infartos, insuficiencia cardíaca y arritmias.

Además de los problemas de salud, quienes han tenido contacto con una persona alcohólica saben el poder destructivo de esta droga. Inclusive sin cualquier enfermedad física, estas personas se convierten en improductivas. El alcohólico no trabaja, no cuida de la familia, a menudo se vuelve violento y pierde sus contactos sociales, además de poner la vida de los demás en riesgo cuando está al volante de un coche.

El alcoholismo es una enfermedad que presenta alta morbilidad y mortalidad. Se estima que hasta la mitad de accidentes de tráfico fatales está, de alguna manera, relacionada con el consumo de bebidas alcohólicas. En Estados Unidos, donde existen datos más precisos, unas 80.000 personas murieron entre 2001 y 2005 por enfermedades relacionadas con el abuso de alcohol y un 70% de los casos de suicidio en estudiantes universitarios ocurren en personas con problemas con bebidas.

Resaca y Borrachera

Lo que popularmente llamamos borrachera es la intoxicación aguda por alcohol. Los síntomas de intoxicación varían dependiendo de la concentración de alcohol en la sangre. Inicialmente sentimos mareos, incoordinación motora, desinhibición y cambios en el habla. Concentraciones muy altas de alcohol pueden llevar a una reducción en el nivel de conciencia y coma.

La resaca es el nombre dado al grupo de signos y síntomas que surgen después de la intoxicación alcohólica, incluyendo debilidad, malestar general, dolor de cabeza y sed intensa.
Consumo de alcohol con otras drogas, medicamentos y energéticos

La asociación de alcohol con medicamentos puede provocar efectos secundarios graves, incluyendo el riesgo de muerte. El alcohol puede tanto potenciar los efectos de una medicina como neutralizarlo. También puede activar las enzimas que metabolizan la medicina en sustancias tóxicas para el cuerpo.

Actualmente ha sido muy común entre los jóvenes la asociación del alcohol con bebidas energéticas, otras drogas y medicamentos para impotencia como Viagra.

Fuente:
RIESGOS DEL ALTO CONSUMO DE ALCOHOL
http://www.mdsaude.com/es/2016/12/riesgos-del-alcohol.html

Partes de nuestro contenido:

¡Busca en nuestra web!