TIPOS DE HIPERHIDROSIS



El término “hiperhidrosis” hace referencia a la producción excesiva de sudor. Esta producción excesiva de sudor es una enfermedad que suele iniciarse en la infancia o la pubertad y generalmente dura toda la vida si no se realiza tratamiento. Se estima que el 3% de la población padece hiperhidrosis primaria; afecta de igual manera a hombres y mujeres. Hasta el 40% de los afectados tiene otro miembro de la familia con el mismo trastorno, por lo que es una enfermedad hereditaria.

Según las regiones afectadas por exceso de transpiración, se distinguen: sudoración palmar, sudoración plantar, sudoración axilar y sudoración facial. Un fenómeno asociado a la sudoración facial es el rubor facial, que consiste en el enrojecimiento del rostro.

Según su origen se distingue:

  • hiperhidrosis primaria sin causa evidente, puede iniciarse en cualquier momento de la vida.
  • hiperhidrosis secundaria puede deberse a trastornos de la glándula tiroidea o la pituitaria, infecciones, diabetes mellitus, tumores, menopausia o ciertos fármacos. En algunos casos, el rubor facial o la hiperhidrosis generalizada es causada por la insuficiente nutrición celular, la enfermedad de Wernicke, que puede afectar al hipotálamo, el centro regulador de la temperatura corporal entre otras funciones

Según su severidad se puede clasificar:

  • Hiperhidrosis severa
  • Hiperhidrosis moderada Esta se hace mediante el uso de la HDSS.

HDSS (Hyperhidrosis Disease Severity Scale), es una escala que mediante una serie de preguntas en las que se toma en cuenta la tolerabilidad de sudoración y su interferencia con actividades de la vida cotidiana determinan la severidad de la hiperhidrosis y su rango de incapacidad hacia la calidad de vida. El paciente escoge el anunciado con el que mejor se identifica.