¿CÓMO SE HACE UNA RESONANCIA MAGNÉTICA? - Enciclopedia de Tareas

¿CÓMO SE HACE UNA RESONANCIA MAGNÉTICA?


La resonancia magnética nuclear fue descrita y medida en rayos moleculares por Isidor Rabí en 1938. Ocho años después, en 1946, Félix Bloch y Edward Mills Purcell refinan la técnica usada en líquidos y en sólidos, por lo que compartieron el Premio Nobel de Física en 1952. La resonancia magnética nuclear (RMN) es un fenómeno físico basado en las propiedades mecánico-cuánticas de los núcleos atómicos.

El examen de resonancia magnética nuclear (RMN) es una técnica que implica el uso de campos magnéticos y ondas de radio para crear imágenes computarizadas desde dentro del cuerpo humano con gran definición. La gran ventaja de la resonancia magnética en relación a otras pruebas de imagen radiológicas es su capacidad para generar imágenes nítidas sin tener que recurrir a la radiación ionizante (rayo X), como son los casos de la tomografía computarizada, angiografía y la radiografía común.

En la mayoría de los casos, no se necesita ninguna preparación especial para la realización de un examen de resonancia magnética nuclear. El único cuidado básico es evitar que al paciente entre en la máquina portando cualquier objeto metálico, porque durante el examen se genera un campo magnético extremadamente fuerte, creando un poderoso imán, que puede atraer de forma violenta cualquier material que está hecho de metal. Para tener una idea de la fuerza magnética generada, una silla de metal o inclusive un tanque de oxígeno puede convertirse en proyectiles, siendo atraídos hacia a la máquina.

Entre los objetos personales que deben eliminarse antes del examen de RMN están cartera, reloj, pendientes, anillos, prótesis dentales, audífonos, gafas, pinzas de pelo, etc. En general, lo más seguro es que el paciente solamente esté con ropa interior (sostén con alambre también no puede ser usado) y vestirlo con un delantal proporcionado por la clínica.

La mayoría de las máquinas de resonancia magnética todavía es en forma de túnel, abierto en ambas extremidades. El paciente se acuesta en una camilla que se mueve hacia el interior del aparato en el momento del examen. El procedimiento dura entre 15 a 90 minutos, dependiendo del tamaño del área que se abordará y del número de imágenes necesarias para el estudio. Durante el examen, el paciente debe permanecer inmóvil para que las imágenes no salgan temblosas ni borrosas.

La resonancia magnética es un examen indoloro, pero el hecho de que el paciente debe permanecer inmóvil dentro de un túnel cerrado por varios minutos puede ser muy angustiante para algunas personas. Ya existen máquinas abiertas, como se ejemplifica en la imagen de abajo, pero, en general, son menos potentes.

y no suelen generar imágenes con definición tan buenas como las máquinas cerradasLa máquina de resonancia magnética también tiende a ser muy ruidosa, lo que puede contribuir al malestar dentro de la misma. Para reducir las molestias del ruido, deben suministrarse protectores para los oídos. Algunas clínicas proveen audífonos para el paciente escuchar música durante el proceso. Niños, personas claustrofóbicas y/o ansiosas deban ser sedadas con el fin de permanecer inmóviles en el aparato de RMN. En la mayoría de los casos, el técnico deja generalmente en la mano del paciente un tipo de control que pueda ser activado caso necesite comunicarse durante el examen.

Fuentes:

  • Resonancia magnética nuclear - https://es.wikipedia.org/wiki/Resonancia_magn%C3%A9tica_nuclear
  • RESONANCIA MAGNÉTICA – Riesgos, Contraindicaciones y Efectos - http://www.mdsaude.com/es/2017/01/resonancia-magnetica.html

Partes de nuestro contenido:

¡Busca en nuestra web!