EFECTOS SECUNDARIOS DE LA PÍLDORA ANTICONCEPTIVA DE EMERGENCIA - Enciclopedia de Tareas

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA PÍLDORA ANTICONCEPTIVA DE EMERGENCIA


Las píldoras anticonceptivas de emergencias (PAE) (también conocidas como anticoncepción hormonal de emergencia (AHE) en Gran Bretaña) podrían contener dosis más altas de las mismas hormonas (estrógenos, progestinas, o ambos) encontradas en píldoras anticonceptivas orales combinadas. Tomadas después de relaciones sexuales sin protección o falla del anticonceptivo, estas dosis más altas podrían prevenir que ocurra un embarazo. La mifepristona también puede usarse como un AE, aunque este fármaco no se considera como una píldora anticonceptiva de emergencia. Es un fármaco anti-hormonal, y no contiene estrógeno ni progestinas.

El efecto secundario más común reportado por las usuarias de las píldoras anticonceptivas de emergencia fue la náusea (50,5% de 979 usuarias del régimen Yuzpe y 23,1% de 977 usuarias del régimen de levonorgestrel solo en los ensayos de 1998 de la Organización Mundial de la Salud; 14,3% de 2.720 usuarias del régimen de levonorgestrel solo en los ensayos del 2002 de la OMS); Los vómitos son mucho menos comunes e inusuales con PAE de levonorgestrel solo (18,8% de 979 usuarias del régimen Yuzpe y 5,6% de las usuarias del régimen de levonorgestrel solo en los ensayos de 1998 de la OMS; 1,4% de 2.720 usuarias del régimen de levonorgestrel solo en los ensayos del 2002 de la OMS). No se recomiendan rutinariamente antieméticos para las PAE de levonorgestrel solo. Si una mujer vomita dentro de 2 horas de tomarse una PAE de levonorgestrel solo, ella debería tomarse una dosis adicional tan pronto como sea posible.

Otros efectos secundarios comunes (cada uno notificado en menos del 20% de las usuarias de levonorgestrel solo, tanto en los ensayos de 1998 y 2002 de la OMS) fueron dolor abdominal, cansancio, cefalea, mareos, y sensibilidad en los senos. Los efectos secundarios usualmente no ocurren por más de un par de días después del tratamiento, y por lo general se resuelven en 24 horas.

La interrupción temporal del ciclo menstrual también es comúnmente experimentado. Si se toma antes de la ovulación, las altas dosis de progestágeno en el tratamiento de levonorgestrel podría inducir una hemorragia por deprivación de progestágeno unos días después de que las píldoras son tomadas. Un estudio encontró que aproximadamente la mitad de las mujeres que usaron las PAE de levonorgestrel experimentó sangrado dentro de los 7 días de haber tomado las pastillas. Si el levonorgestrel se toma después de la ovulación, este podría aumentar la duración de la fase lútea, lo que retrasaría la menstruación por unos días. La mifepristona, si se toma antes de la ovulación, podría retrasar la ovulación por 3-4 días (una ovulación retardada puede resultar en un retraso de la menstruación). Estas alteraciones sólo se producen en el ciclo en el que se tomaron las PAE; la duración de los ciclos posteriores no son afectados significativamente. Si el período menstrual de la mujer tiene un retraso de dos semanas o más, se aconseja que se haga una prueba de embarazo (hacerse la prueba mucho antes podría no dar resultados exactos).

Fuente:


Partes de nuestro contenido:

¡Busca en nuestra web!