FACTORES DE RIESGO PARA LA ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA



ELA: esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como enfermedad de la motoneurona o de Lou Gehrig, es una grave patología neurodegenerativa (enfermedad que provoca la degeneración de las neuronas) de causa todavía desconocida y sin tratamiento curativo, la misma causa pérdida progresiva de la fuerza y atrofia de los músculos, llevando a la muerte en unos 3 a 5 años. Hay casos, sin embargo, con mayor tiempo de supervivencia. Aproximadamente un 10% de los pacientes con este enfermedad puede vivir más de 10 años, y un porcentaje muy pequeño puede vivir por más de 20 años si la enfermedad guardar los músculos responsables de la respiración y el paciente tener condiciones para recibir un tratamiento intensivo.

El origen de esta enfermedad (ELA) proviene cuando las células del sistema nervioso llamadas motoneuronas disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, provocando una parálisis muscular progresiva de pronóstico mortal: en sus etapas avanzadas los pacientes sufren una parálisis total que se acompaña de una exaltación de los reflejos tendinosos (resultado de la pérdida de los controles musculares inhibitorios).

No sabemos por qué la enfermedad se presenta en más del 90% de los casos. Solamente 5 a 10% hay claramente una relación genética siendo la ELA transmitida de forma familiar

Aunque las causas exactas no sean claras, ya se conocen algunos factores de riesgo. Es una enfermedad que afecta preferiblemente personas mayores de 40 años, siendo su incidencia máxima alrededor de los 75 años de edad. Hay casos, sin embargo, que empieza en la adolescencia. Los hombres son 2 veces más afectados que las mujeres.

El tabaquismo es un factor de riesgo conocido. Además de doblar el riesgo de desarrollar la esclerosis lateral amiotrófica, los fumadores tienden a tener una forma más agresiva de la enfermedad. La buena noticia es que los pacientes que dejan de fumar tienen la misma tasa de riesgo de las personas que nunca han fumado.

La exposición continua a ciertas sustancias, especialmente los metales pesados, como plomo, también parecen ser un factor de riesgo.

Por razones aún no aclaradas, atletas profesionales como jugadores de fútbol, tienen una tasa mayor de ELA en comparación con la población en general. Se cree que el entrenamiento muscular intenso puede ser un disparador para lesiones de los nervios motores en personas genéticamente predispuestas.

Así como en los atletas, la esclerosis lateral amiotrófica también es más común en los militares. Las razones no son claras aún.

Fuente:

  • Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) – Causas, Síntomas y Tratamiento - http://www.mdsaude.com/es/2017/01/esclerosis-lateral-amiotrofica.html