DIAGNÓSTICO DEL QUISTE SINOVIAL - Enciclopedia de Tareas

DIAGNÓSTICO DEL QUISTE SINOVIAL


El quiste sinovial, también conocido como ganglión, es un quiste que aparece a menudo alrededor de las articulaciones y los tendones de la mano o el pie. El quiste contiene un líquido claro similar al líquido sinovial normal, pero más espeso que este. No se debe confundir con ganglio. Es un error frecuente el uso incorrecto de la palabra "ganglión" con el sentido de ganglio nervioso, por influencia del inglés ganglion (que significa ganglio nervioso).

El quiste sinovial es un tumor benigno que se presenta, generalmente, como un pequeño nódulo redondeado por encima de las articulaciones o tendones, especialmente en las manos y en las muñecas. De manera simplista, el quiste sinovial es una bolita de consistencia blanda, que generalmente está por encima de la muñeca o en uno de los dedos de la mano.

El quiste sinovial es una masa redondeada, que generalmente tiene un diámetro de 1 a 3 cm, compresible y consistencia blanda. El quiste suele ser visible y palpable, con la piel por encima integra y sin señales inflamatorias. La lesión es transluciente, quedándose roja cuando ponemos un foco de luz sobre la misma, demostrando su contenido líquido.

Los quistes sinoviales son de causa desconocida (idiopáticos). Presumiblemente, representan una variante de la normalidad en las articulaciones o en la función de la vaina del tendón. Hay teorías que los relacionan con traumatismos articulares.

El diagnóstico de un quiste sinovial o ganglión usualmente se basa en su localización, su aspecto clínico y su consistencia. Su forma es redondeada u oval, de consistencia blanda o muy firmes, del tamaño aproximado de un guisante, y generalmente dolorosos al presionarlos. A menudo la luz pasa a través de estos quistes, y esto puede ayudar en el diagnóstico. Ocasionalmente se hacen pruebas de diagnóstico por imagen (radiografías, ecografías, RMN, etc.) para descartar otras lesiones articulares.

Fuentes: