¿QUÉ ES UNA HERNIA?



En medicina, se llama hernia a una protrusión de cualquier órgano o tejido fuera de la cavidad del cuerpo en que está alojado normalmente. Las cavidades corporales son espacios del cuerpo que protegen, separan y dan sostén a los órganos internos.

Las hernias más comunes se desarrollan en el abdomen, cuando una debilidad de la pared abdominal genera un hueco, a través del cual se produce una protrusión del peritoneo parietal. A pesar de que las hernias más conocidas en medicina son las relacionadas con la cavidad abdominal, existen también hernias en sitios diferentes como la Hernia discal y la Hernia cerebral.

El tratamiento de una hernia consiste en una intervención quirúrgica para evitar que se complique y se estrangule, seguido de rehabilitación y consumo de medicamentos indicado por el doctor. Esta recibe el nombre de Hernioplastia.

Entre los tipos de hernias, están:

  • Hernia congénita
  • Hernia adquirida
  • Hernia deslizada: su contenido (el meso o la víscera) forman parte de la pared del saco.
  • Hernia de regato esofágico
  • Hernia de hiato
  • Hernia inguinal
  • Hernia crural
  • Hernia umbilical
  • Hernia epigástrica
  • Hernia lumbar
  • Hernia discal
  • Hernia cerebral
  • Hernia Paraestomal
  • Hernia reductible o simple
  • Hernia irreductible o incarcerada: no se puede reducir, lo que no implica compromiso vascular.
  • Hernia no complicada
  • Hernia complicada o estrangulada: tiene compromiso vascular, es decir, no recibe sangre al comprimir los vasos que la irrigan. Reducir una hernia estrangulada está contraindicado.
  • Hernia de Richter: contiene sólo parte de la pared del intestino, normalmente el borde antimesentérico. Suele estrangularse.
  • Hernia de Littré: la que contiene un divertículo de Meckel
  • Hernia de Amyand: la que contiene el apéndice cecal con apendicitis o no.