RELIGIÓN UMBANDA



El término “umbanda” hace referencia a una religión moderna y ecléctica que ha tomado elementos provenientes de varias corrientes religiosas, y de carácter sincrética (un sistema filosófico o religioso que trata de conciliar doctrinas diferentes), que combina su panteón de deidades bajo las formas de la religión imperante (el cristianismo católico).

El auténtico origen de la palabra umbanda se desconoce (se afirma que podría venir del sánscrito, del alfabeto adámico, de algún símbolo védico o que las siete letras que la conforman tienen relación con los sietes arcángeles). En cuanto a su significado, quiere decir "Dios de Dioses", pero también significa "unión entre los hombres".

La umbanda fue fundada a principios del siglo XX en Brasil. Sus doctrinas y creencias conforman uno de los movimientos sincréticos más singulares. Sus seguidores se encuentran principalmente en Brasil, México y Venezuela.

Quienes siguen la religión umbanda practican la caridad y el amor fraternal entre los seres humanos como los dos principios fundamentales que deben guiar la existencia. Por otra parte, la figura de Jesucristo es un referente moral entre sus practicantes.

Las personas que asisten a los templos umbandas son previamente purificadas con hierbas naturales e incienso. Este ritual tiene el propósito de limpiar el espíritu y alejar las malas vibraciones.

En umbanda existen siete Líneas que se interpretan como: de la fe, del amor, del conocimiento, de la justicia, de la ley, de la evolución y de la creatividad.

La cosmogénesis umbandista se diferencia de la católica en que la segunda se fundamenta en la judaica y la otra en la nigeriana. En la comogénesis judaica, Dios creó todo y se lo entregó al hombre. En la cosmogénesis nigeriana, Dios (también llamado de Olodumare o Olodum) delegó a los Orixás la función de concretizar el Axé o tierra (el planeta) y los seres que lo habitarían.

El sincretismo confundió las dos religiones y la existencia de estas siete líneas, dificultando su explicación lógica o correcta. Algunos autores umbandistas las describen como: línea del oriente, línea de santo, línea de San Jorge, línea de San Jerónimo, línea africana, línea de San Lázaro, Línea de Oxalá, línea de indios afro amerindios, etc. También mezcló los Orishás con los santos católicos, lo que constituye un factor de confusión entre algunos intérpretes umbandistas.

Todas las teogonías son formadas por divinidades "donadas" por el setenario sagrado, formado por siete tronos u Orishás Ancestrales que dan sustento a la vida, a los y a las energías que alimentan los sentidos. Los siete son: el cristal, el mineral, el vegetal, el fuego, el aire, la tierra, el agua. Las siete energías son: energía cristalina, energía mineral, energía vegetal, energía ígnea, energía eólica, energía telúrica y energía acuática.

El setenario también da origen a las siete telas reflectoras planetarias, formadas por las vibraciones mentales irradiadas por los siete Orishás ancestrales y que envuelven todo el planeta, todas sus dimensiones y todos sus niveles vibratorios, no dejando nada o nadie fuera. Los Tronos u Orishás planetarios son omniscientes, omnipresentes, y omnipotentes, pudiendo interferir vibratoriamente en la vida de un ser o de una dimensión entera.

Las siete irradiaciones planetarias no se restringen solo al universo religioso (material o espiritual), sino que alcanzan todo lo que existe en el planeta, pero se mantienen ocultas a las personas por pertenecer a otras dimensiones, regidas por Orishás o Tronos dimensionales, denominados "Regentes de dimensiones".

Dentro del planeta hay siete dimensiones elementales básicas, que son: dimensión cristalina pura, dimensión mineral pura, dimensión vegetal pura, dimensión ígnea pura, dimensión eólica pura, dimensión telúrica pura, dimensión acuática pura. Cada una de ellas tiene un par de Orixás puros, un par de orishás regentes, medios e inferiores en cada dimensión elemental. Muchos guías de ley de Umbanda se unen a los Orixás menores elementares puros y trabajan con sus energías en el campo de la magia y de las curas. Cada orishá actúan en forma específica:

  • Los Orixás elementales de los cristales actúan en el sentido de la fe.
  • Los Orixás elementales de los minerales actúan en el sentido del amor.
  • Los Orixá elementales de los vegetales actúan en el campo del conocimiento.
  • Los Orixás elementales ígneos actúan en el sentido de la razón.
  • Los Orixás elementales eólicos actúan en el sentido de la dirección.
  • Los Orixás elementales telúricos actúan en el sentido de la evolución.
  • Los Orixás elementales acuáticos actúan en el sentido de la creatividad.

Estas siete clases de Orixás elementales están totalmente asociados a los s de la naturaleza terrestre y están en la base religiosa de las Siete Líneas de Umbanda. Las siete líneas elementales tienen en sus líneas caboclos denominados según sus elementos.

Estas líneas caboclos(as) mantienen una correspondencia pura con las Siete Líneas de Umbanda, pues trabajan con energías puras asociadas a sentidos específicos de los seres, buscando reequilibrarlos energéticamente, pues irradian directamente en sus cuerpos energéticos primarios o básicos o elementales, cuerpo que es la base de otros cuerpos (plasmas) de los espíritus (tanto los encarnados como los desencarnados).