TRATAMIENTO DE INFECCIÓN URINARIA EN EL EMBARAZO - Enciclopedia de Tareas

TRATAMIENTO DE INFECCIÓN URINARIA EN EL EMBARAZO


Toda embarazada debe hacer un cultivo de orina en la primera visita al obstetra o entre 12 y 16 semanas de gestación. También es común el obstetra solicitar nuevamente el cultivo de orina en el tercer trimestre.

Todas las mujeres embarazadas con cultivo de orina positivo deben ser tratadas con antibióticos, teniendo síntomas o no. En las mujeres embarazadas, la bacteriuria asintomática es vista como una cistitis.

a) Bacteriuria asintomática o cistitis

Antibióticos de la clase quinolonas, como ciprofloxacino, norfloxacino y ofloxacino, muy usados para tratar infección urinaria, son contraindicados en el embarazo. El Bactrim tampoco debe ser usado como primera opción.

Actualmente las opciones seguras para tratar la bacteriuria asintomática o cistitis en embarazadas son:

  • Nitrofurantoína (Macrodantina®) (100 mg por vía oral cada 12 horas durante 5-7 días).
  • Amoxicilina (500 mg por vía oral cada 8 ó 12 horas durante 3-7 días).
  • Amoxicilina-clavulánico (500 mg por vía oral cada 12 horas durante 3-7 días).
  • Cefalexina (500 mg por vía oral cada 6 horas durante 3-7 días).
  • Fosfomicina (3 g por vía oral en una única dosis ).

Una semana después del final del tratamiento debe repetirse el cultivo de orina para confirmar la eliminación de bacterias. Si el urocultivo es positivo, el tratamiento debe repetirse, de esta vez por más tiempo.

Después de la eliminación comprobada de bacterias, el cultivo de orina debe repetirse cada mes hasta el final del embarazo.

Pacientes con más de dos episodios de bacteriuria durante el embarazo pueden beneficiarse del tratamiento profiláctico con macrodantina, una píldora de 100 mg al día, hasta el final del embarazo.

En mujeres con antecedentes de cistitis recurrente antes del embarazo, también puede utilizarse antibióticos profilácticos. En mujeres con aumento de la incidencia de cistitis tras las relaciones sexuales, se indica una dosis de antibióticos como medida profiláctica después del coito.

b) Pielonefritis

Basado en el riesgo creciente de complicaciones en el embarazo, la pielonefritis ha sido tratada tradicionalmente con hospitalización y antibióticos por vía intravenosa hasta que la paciente esté asintomática y sin fiebre durante al menos 48 horas. Después de este período la paciente puede tener alta hospitalaria con antibióticos orales para completar 14 días de tratamiento.

Fuente: