TRATAMIENTO DEL QUISTE SINOVIAL - Enciclopedia de Tareas

TRATAMIENTO DEL QUISTE SINOVIAL


El quiste sinovial, también conocido como ganglión, es un quiste que aparece a menudo alrededor de las articulaciones y los tendones de la mano o el pie. El quiste contiene un líquido claro similar al líquido sinovial normal, pero más espeso que este. No se debe confundir con ganglio. Es un error frecuente el uso incorrecto de la palabra "ganglión" con el sentido de ganglio nervioso, por influencia del inglés ganglion (que significa ganglio nervioso).

El quiste sinovial es un tumor benigno que se presenta, generalmente, como un pequeño nódulo redondeado por encima de las articulaciones o tendones, especialmente en las manos y en las muñecas. De manera simplista, el quiste sinovial es una bolita de consistencia blanda, que generalmente está por encima de la muñeca o en uno de los dedos de la mano.

El quiste sinovial, como ya mencionado, es un tumor benigno, sin ninguna posibilidad de convertirse en cáncer. En la mayoría de los casos es asintomático y puede desaparecer espontáneamente, sin ningún tratamiento.

Por otro lado, si el quiste está causando dolor o interrumpiendo el movimiento de la articulación, se indica tratamiento médico.

Un tratamiento simple es la inmovilización de la articulación con férulas para comprimir el quiste e impedir el movimiento de la articulación. De esta manera, se intenta crear un mecanismo contrario, empujando el material del quiste de vuelta a la articulación.

La aspiración del quiste con una aguja es otra opción y puede realizarse con anestésicos locales en el propio consultorio. Después de aspirar, el médico suele dar una solución con corticoides para pegar las paredes del quiste y estorbar su rellenado. La tasa de éxito de esta técnica es de un 75%.

La aspiración presenta resultado superior a la inmovilización por férula, pero aun así, hay un riesgo de recurrencia del quiste. Cerca de un 15 a 20% de los casos, el quiste vuelve con frecuencia y si el paciente todavía presenta quejas de dolor o incomodidad, el cirujano ortopédico puede indicar la extirpación quirúrgica del mismo.

La cirugía puede ser hecha por la vía clásica o por artroscopia. El problema es que la cirugía es un procedimiento mucho más invasivo y no garantiza el 100% de cura Inclusive después de la extirpación quirúrgica, el quiste sinovial puede volver.

Fuentes: