NOMENKLATURA: CRÍTICAS DENTRO DEL COMUNISMO - Enciclopedia de Tareas

NOMENKLATURA: CRÍTICAS DENTRO DEL COMUNISMO


El término "nomenklatura" en idioma ruso deriva del latín nomenclatura, que significa estrictamente "lista de nombres". La nomenklatura consiste en una elite de la sociedad de la extinta Unión Soviética --y por extensión, a la del resto de los países del bloque comunista, formada casi exclusivamente por miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética que tenía grandes responsabilidades como grupo humano encargado de la dirección de la burocracia estatal, y de ocupar posiciones administrativas claves en el gobierno, en la producción industrial y agrícola, en el sistema educativo, en el ambiente cultural, etc, obteniendo usualmente grandes privilegios derivados de la ejecución de dichas funciones.

Originalmente, cuando se instala el sistema soviético tras terminar la Guerra Civil Rusa, la "nomenklatura" era una simple lista de trabajos o cargos de administración pública con altas responsabilidades, cuyos ocupantes debían ser obligatoriamente miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética o en todo caso aprobados por éste para dichos cargos. Por extensión, el nombre se empezó a usar también a las personas mismas que ocupaban tales puestos.

En 1957 el líder comunista serbio Milovan Djilas publicó en Yugoslavia un libro de crítica a la idea de "nomenklatura" titulado "La nueva clase", censurando la existencia de un grupo cerrado y exclusivista de miembros del partido gobernante que a efectos prácticos se había transformado en una élite política que no era "propietaria" de los medios de producción como sucedería en un sistema capitalista pero que compensaba ello consiguiendo un control absoluto sobre la administración del Estado.

Según Djilas la "nomenklatura" estaba basada en la pertenencia de todos sus miembros al Partido Comunista, el cual a su vez poseía el monopolio del poder, lo cual generaba entre los miembros del Partido un "exclusivismo" social que los convertía en una "nueva clase" dirigente; ésta a su vez aprovechaba su dominio total sobre la administración pública para atribuirse privilegios materiales (alimentación, vivienda, bienes suntuarios) vedados al resto de la población. Djilas acusó a la "nomenklatura" de copiar el proceder de las antiguas élites capitalistas, siendo que en este sistema el proletariado subsistía sin ser realmente liberado de la opresión clasista, destruyendo y traicionando el proyecto de Karl Marx de formar una "sociedad sin clases".

Fuente:


¡Busca en nuestra web!