PRIMEROS AUXILIOS AL SER AFECTADO POR EL OZONO - Enciclopedia de Tareas

PRIMEROS AUXILIOS AL SER AFECTADO POR EL OZONO


El ozono es el primer alótropo de un elemento químico que fue identificado por la ciencia. En la actualidad no se conoce bien quién fue su descubridor original, siendo varios los candidatos. Varios estudios apuntan a que fueron los químicos Charles Fabry y Henri Buisson quienes descubrieron en 1913 la capa de ozono. El ozono es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno, formada al disociarse los dos átomos que componen el gas de oxígeno. Cada átomo de oxígeno liberado se une a otra molécula de oxígeno gaseoso, formando moléculas de ozono.

El límite recomendado de exposición de ozono es de 0,1 partes por millón (ppm), o sea 0,2 miligramos por metro cúbico, calculado como una concentración ponderada de ocho horas, y a corto plazo de 0,03 ppm (0,6 mg. por metro cúbico), como una concentración ponderada de quince minutos. En función de la concentración puede producir diversos efectos en el organismo. Incluso en concentraciones muy bajas, el ozono puede ser nocivo para el tracto respiratorio superior y los pulmones, aun tratándose de una exposición de corta duración. A concentraciones extremadamente bajas, el ozono puede producir hipersensibilidad bronquial y respuesta inflamatoria en el tejido respiratorio. Además la exposición intermitente puede causar una inflamación en bronquios y pulmones. A concentraciones más altas puede aparecer función renal reducida, fatiga extrema, mareo, inhabilidad para dormir o cianosis.

Si una persona se ve afectada por el ozono, se deben tomar las siguientes precauciones:

  1. Retirar al paciente a una atmósfera templada no contaminada y desabrochar la ropa del cuello y la cintura.
  2. Mantener al paciente en reposo.
  3. Si el paciente tiene dificultar para respirar, suministrarle oxígeno mediante un equipo apropiado y un operario entrenado.
  4. Si la respiración es débil o ha cesado, se deberá iniciar la respiración asistida. Se preferirán los métodos boca-boca o boca nariz.
  5. Buscar asistencia médica.
  6. La intoxicación por ozono debe tratarse sintomáticamente. Deberá incluir reposo, analgésicos para contrarrestar el dolor y antibióticos prescritos por el médico.