¿QUÉ ES UNA MADRINA? – Iglesia Católica - Enciclopedia de Tareas


¿QUÉ ES UNA MADRINA? – Iglesia Católica


En la Religión o Iglesia Católica se denomina madrina a una mujer que es testigo de Dios y que acompaña a otra persona a recibir un sacramento religioso, como el bautismo, la confirmación, etc. También existen padrinos: es una figura común en varias denominaciones cristianas. Asiste a otra persona en ciertos sacramentos, con origen en el siglo II, de origen religioso cristiano, y, posteriormente, pasó a obtener diferentes significados dependiendo de la religión y el código civil.

Hacia el siglo II d. C., el bautismo se consideraba principalmente como una ceremonia para la purificación e iniciación social de los niños. El requisito para la confesión de fe requería la presencia de adultos que actuaban como garantes del niño. Pronunciaban la confesión de fe de su representado y garantizaba su educación espiritual. Normalmente estos garantes eran los padres naturales del niño, como hacia el año 408 enfatizaba San Agustín que sugería que, excepcionalmente, podían ser otros individuos. El Corpus Iuris Civilis indica que en un siglo este papel de los padres había sido sustituido por completo. El papel de los padrinos fue clarificado en el año 813 en el Concilio de Múnich, que prohibía a los padres naturales actuar como padrinos de sus propios hijos.

Bautismo

En el bautismo suelen estar presentes un padrino y una madrina, si bien, puede ser que sólo esté uno de ellos. Su función es asistir en su iniciación cristiana al adulto que se bautiza, y, juntamente con los padres, presentar al niño que va a recibir el bautismo y procurar que después lleve una vida cristiana congruente con el bautismo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes al mismo.

Para poder actuar como padrino o madrina de bautizo la Iglesia Católica pone algunas condiciones: que haya sido elegido por quien va a bautizarse o por sus padres o por quienes ocupan su lugar o, faltando éstos, por el párroco o ministro; que tenga capacidad para esta misión e intenciónde desempeñarla; que haya cumplido dieciséis años, a no ser que el Obispo diocesano establezca otra edad, o que, por justa causa, el párroco o el ministro consideren admisible una excepción; que sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el Santísimo Sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir; que no esté afectado por una pena canónica, legítimamente impuesta o declarada; y que no sea el padre o la madre de quien se ha de bautizar.

Confirmación

Cuando se recibe el sacramento de la confirmación, un padrino acompaña al receptor del sacramento. Su función en este caso es testimonial. No tiene por qué ser el padrino del bautismo. En este caso es sólo un padrino o una madrina. Jamás existe pareja de padrino y madrina.

Matrimonio

En el sacramento del matrimonio el derecho canónico no establece que haya padrinos sino testigos, aunque es frecuente, especialmente en Iberoamérica, llamar padrinos a estos testigos, y, al no haber oposición por parte de los pastores de las iglesias particulares, se considera una costumbre aceptada. Es común que estos "padrinos" acompañen hasta el altar al novio del sexo opuesto. No tienen por qué ser los padrinos del bautismo o confirmación de ninguno de los novios. En España, la madrina habitualmente es la madre del novio, y el padrino el padre de la novia.

En el judaísmo

El padrino puede ser la persona que sostiene a la persona que va a ser circuncidada, en este caso actúa como sandek. O el que toma al niño de los brazos de la madre y lo lleva a la habitación donde se va a circuncidar en este caso se denomina kvater.

¡Busca en nuestra web!