REPRODUCCIÓN DE LAS ARCHAEBACTERIAS - Enciclopedia de Tareas


REPRODUCCIÓN DE LAS ARCHAEBACTERIAS


Archaebacterias, nombre que recibían las arqueas en el pasado. Las misma son definida como un grupo de microorganismos unicelulares que, al igual que las bacterias, tienen morfología procariota (sin núcleo ni, en general, orgánulos membranosos internos), pero son fundamentalmente diferentes a éstas, de tal manera que conforman su propio dominio y reino.

En realidad, las arqueas tienen una historia evolutiva independiente y muestran muchas diferencias en su bioquímica con las otras formas de vida, por lo que fueron clasificadas en un dominio separado dentro del sistema de tres dominios: Archaea, Bacteria y Eukarya.

Las archaebacterias son procariotas, que a diferencia de las bacterias y las eucariotas poseen membranas compuestas de carbono ramificadas, a su vez se unen al glicerol por uniones de éter. Además dichas células están filogenéticamente próximas a las eucariotas debido a que gozan de una pared celular que no contiene peptidoglicano, lo cual no las hace sensibles a antibióticos que afectan a las bacterias pero si a los que afectan a los eucariotas.

Las arqueas se reproducen asexualmente por fisión binaria o múltiple, fragmentación o gemación. No se produce meiosis, de manera que si una especie de arquea existe en más de una forma, todas tienen el mismo número de cromosomas (tienen el mismo cariotipo). La división celular está controlada como parte de un complejo ciclo celular, donde el cromosoma se replica, las copias se separan y luego la célula se divide. Los detalles del ciclo celular solo han sido investigados en el género Sulfolobus, siendo similares a los de bacterias y eucariontes: los cromosomas se replican desde múltiples puntos de partida (origen de replicación) usando ADN polimerasas que son similares a las enzimas equivalentes eucarióticas. Sin embargo, las proteínas que dirigen la división celular, como la proteína FtsZ que forma un anillo contráctil alrededor de la célula, parecen estar más relacionadas con sus equivalentes bacterianos.

No se forman endosporas en ninguna especie de arquea, aunque algunas especies de haloarqueas pueden alternar entre fenotipos y crecer como diferentes tipos de células, incluidas estructuras de paredes gruesas que son resistentes al choque osmótico y que les permiten sobrevivir a bajas concentraciones de sal. No se trata de estructuras reproductivas, pero es posible que ayuden a estas especies a dispersarse en nuevos hábitats.

¡Busca en nuestra web!