ÓRGANOS DEL APARATO CIRCULATORIO - Enciclopedia de Tareas


ÓRGANOS DEL APARATO CIRCULATORIO


Órgano, parte diferenciada del cuerpo que participa en la realización de una función. Un órgano, en biología y anatomía, es una agrupación de diversos tejidos que forman una unidad estructural encargada del cumplimiento de una función determinada en el seno de un organismo pluricelular. Dentro de la complejidad biológica los órganos se encuentran en un nivel de organización biológica superior a los tejidos e inferior al de un sistema.

El aparato circulatorio, también llamado sistema circulatorio, consiste en la estructura anatómica compuesta por el sistema cardiovascular que conduce y hace circular la sangre, y por el sistema linfático que conduce la linfa unidireccionalmente hacia el corazón. La sangre es un tipo de tejido conjuntivo fluido especializado, con una matriz coloidal líquida, una constitución compleja y de un color rojo característico; La linfa es un líquido transparente que recorre los vasos linfáticos y generalmente carece de pigmentos. La función principal del aparato circulatorio es la de pasar nutrientes (tales como aminoácidos, electrolitos y linfa), gases, hormonas, células sanguíneas, entre otros, a las células del cuerpo, recoger los desechos metabólicos que se han de eliminar después por los riñones, en la orina, y por el aire exhalado en los pulmones, rico en dióxido de carbono (CO2). Además, defiende el cuerpo de infecciones y ayuda a estabilizar la temperatura y el pH para poder mantener la homeostasis.

En este texto te mostraremos los órganos que se encuentran o pertenecen al aparato circulatorio.

En el aparato circulatorio se encuentran 4 órganos, estos son:

  • Corazón: órgano principal del aparato circulatorio, es un órgano muscular hueco cuya función es bombear la sangre a través de los vasos sanguíneos del organismo. Se localiza en la región central del tórax, en el mediastino medio, entre los dos pulmones. Está rodeado por una membrana fibrosa gruesa llamada pericardio.
  • Pulmones: Los pulmones están situados dentro del tórax, protegidos por las costillas y a ambos lados del corazón. Están cubiertos por una doble membrana lubricada (serosa) llamada pleura y separados el uno del otro por el mediastino. La función de los pulmones es realizar el intercambio gaseoso con la sangre, por ello los alvéolos están en estrecho contacto con capilares.
  • Bazo: órgano de tipo parenquimatoso presente en casi todos los vertebrados. Su función principal es la destrucción de células sanguíneas rojas viejas, producir algunas nuevas y mantener una reserva de sangre.En el ser humano, el bazo es el mayor de los órganos linfáticos, está peritonizado, se sitúa habitualmente en el hipocondrio izquierdo de la cavidad abdominal, detrás del estómago y debajo del diafragma, unido a él por ligamento frenoesplénico. El bazo está sujeto por bandas fibrosas unidas al peritoneo (la membrana que reviste la cavidad abdominal).
  • Timo: sistema linfoide primario especializado del sistema inmunológico. El timo es de un color gris rosáceo, dúctil, y lobulado por sus superficies. En el nacimiento es de unos 5 cm de largo, 4 cm de ancho, y unos 6 mm de espesor. El órgano se agranda durante la infancia y se atrofia en la pubertad. A diferencia del hígado, el riñón y el corazón, el timo es el órgano de mayor tamaño en los niños. El timo alcanza un peso máximo (de 20 a 37 gramos) en el momento de la pubertad. El timo de las personas mayores es apenas distinguible por el tejido adiposo circundante. Conforme se va envejeciendo, el timo se encoge lentamente, degenerando con el transcurso del tiempo en pequeñas islas de tejido adiposo. A la edad de 75 años, el timo pesa solamente unos 6 gramos. En los niños, el timo es de un color gris rosáceo y en los adultos de color amarillo.

El aparato circulatorio es el conjunto de los sistemas cardiovascular y linfático

¡Busca en nuestra web!