ORIGEN DE LOS VENENOS QUÍMICOS



Se llama veneno químico a todas las sustancias químicas que sean dañinas, que puedan producir enfermedad, lesión, o que altera las funciones del sistema digestivo y reproductor cuando entre en contacto con un ser vivo, incluso provocando la muerte. Estas sustancias ya sean de estado sólido, líquido o gaseoso.

Los venenos son sustancias que desencadenan o inhiben una reacción química, uniéndose a un catalizador o enzima más fuertemente que el reactivo normal. Esta definición descarta fenómenos físicos como el calor, la radiación, la presión... que también pueden provocar lesiones en los organismos.

Los venenos pueden tener origen:

  • Mineral: Como el arsénico, el mercurio.
  • Vegetal: Como algunas "plantas venenosas". La mayoría de las plantas medicinales contienen sustancias tóxicas que son venenos a determinadas concentraciones, como por ejemplo, la cicuta.
  • Animal: Como el veneno de las serpientes, escorpiones, abejas, y otros.
  • Artificial: Como muchas de las sustancias sintetizadas por el hombre en la industria.

Todo es veneno, nada es sin veneno. Solo la dosis hace el veneno. ~ Paracelso

Según la observación de Paracelso, todas las sustancias son tóxicas a dosis altas, como el agua, el oxígeno y las vitaminas. Los venenos son sustancias nocivas a dosis o concentraciones muy bajas.

La diferencia entre un veneno y un fármaco es la dosis administrada o acumulada en el cuerpo, pero generalmente un veneno es mortal a una determinada dosis y sin ninguna función terapéutica.