HABITOS Y TECNICAS DE ESTUDIOS

Podemos definir hábitos de estudio al conjunto de actividades que hacen una persona cuando estudia. Todo lo anterior viene a estar encerrado en el método de estudio que posee cada persona.
El estudio y aprendizaje son conceptos muy relacionados entre si muchas beses se presentan a confusión o se toman como conceptos de igual significado.
Estudiar es activar todas las potencialidades personales, se tiene éxito cuando se aprende. Estudiar tiene condicionantes: lugar, tiempo, propósito, recurso, técnicas, etc. No es una actividad de simple inspiración, sino planificada, sistematizada y evaluada.
Estudiar requiere de planificación mental o plasmada, en ordenamiento escrito, para evitar improvisaciones y fracasos. Si bien hay diferentes maneras de estudiar y que cada cual puede elegir lo que mas le convenga, entonces existen algunas normas generales que nos permiten obtener resultados mas provechosos. Es necesario plantearse interrogantes varias y darse respuestas más adecuadas, intereses, disponibilidades y perspectivas. De modo genérico he aquí algunos alcances:
¿Dónde estudiar?
Debe estudiarse en un ambiente adecuado, libre de distracciones, contando por lo menos con una mesa de trabajo exento de materiales innecesarios y una silla de respaldo apropiado. Procurando que la condiciones de Iluminación, ventilación, temperatura y mobiliario sean favorables al estudio. La Iluminación en lo posible debe ser natural, la artificial debe proyectarse por la parte superior izquierdo para no generar sombras que dificulten el trabajo. Sin embargo sabiendo que se aprende en el hogar, campo deportivo, escuela, etc.
¿Cuándo Estudiar?
Es conveniente racionalizar el tiempo para cada actividad priorizar las tareas prevista. El estudiante debe implantarse un horario para cumplir más que para enunciarlo. Se debe estudiar cuando se esta motivado. Cuando hay necesidad interés de aprender algo. Cuando las oportunidades educativas nos instan a realizarlo.
¿Qué aprender?
El aprendizaje se realiza mediante la relación la confrontación con el mundo que nos rodea estamos en aprendizaje permanente en la medida en que vamos descubriendo, interpretando o modificando la realidad.
Si el sujeto no llega hasta el objeto, si toma contacto con él, y se queda encerrado en si mismo, no se efectúa la aprehensión, menos el aprendizaje. Aprender no es traslado mecánico de datos de un libro a la mente, es asimilar las experiencias para lograr conductas más o menos permanentes.