FUNCIONES DE LA FAMILIA


La familia es una comunidad de relaciones personales, donde la calidad de los vínculos entre sus miembros no depende de los éxitos que estos alcancen.

Diversos autores han expresado que la familia es la célula básica en sentido biológico, porque en ella se encuentra el embrión de la vida social. Es el lugar por excelencia, el más apropiado e irreemplazable, para el reconocimiento y el desarrollo de la persona en su camino hacia la plena dignidad. En ella se dan los primeros pasos del desarrollo humano. En ese ámbito familiar y formativo es donde se inicia el proceso de la educación del ser humano. La persona que no recibe la influencia familiar, queda muy debilitada para lograr el desarrollo de su personalidad.

La base de la familia la constituye la relación entre una pareja que se ama y, haciendo uso de su libertad, acuerda unirse para formar un hogar. Esta unió suele legalizarse entre la sociedad mediante el matrimonio civil o el matrimonio canónico, este último en el caso de que la pareja sea religiosa.

Debemos valorar que la persona con la cual vamos a unirnos para fundar una familia, no solo será el esposo o la esposa, sino también el padre o la madre de nuestros hijos e hijas; por tal razón, debemos ser responsables y reflexionar seriamente si posee las cualidades necesarias para desempeñar a cabalidad ambas funciones. Esto contribuirá a evitar la separación o el divorcio.

Entre las funciones de la familia se encuentran las siguientes:

FUNCIÓN BIOLÓGICA 

Esta función está orientada a garantizar la procreación de los hijos y la satisfacción de las necesidades básicas de la familia, entre las cuales se encuentran; la vivienda, alimentación adecuada, ropa, calzado y asistencia médica. Para ayudar al cumplimiento de esta importante actividad, resulta imprescindible que la sociedad le brinde a la familia la ayuda necesaria, ya que a las personas con bajos ingresos económicos, les resulta muy difícil cumplir estos objetivos.

FUNCIÓN PSICOLÓGICA

La función psicológica va encaminada al desarrollo de las capacidades intelectuales, afectivas y del comportamiento.

Durante la vida infantil, la familia se encarga de enseñar a sus hijos e hijas el lenguaje, lo cual es básico no solo para la comunicación con los demás seres humanos, sino para lograr el aprendizaje de elementos esenciales para llevar a cabo las actividades propias.

FUNCIÓN ECONÓMICA

Mediante la función económica, la familia establece su propia organización para producir ingresos económicos y satisfacer sus propias necesidades materiales. La posibilidad de que una familia logre prosperar económicamente, depende del esfuerzo de todos sus miembros.

FUNCIÓN SOCIAL

El propósito de esta función es la formación del comportamiento de los miembros de la familia. Cuando la familia es capaz de vivir armónicamente, respeta las opiniones de sus miembros y se esfuerza porque todos vivan en paz, los niños y las niñas interiorizarán estas normas de comportamiento, las cuales son imprescindibles para poder convivir en la sociedad.

FUNCIÓN EDUCATIVA

La educación tiene como tarea contribuir a la formación de seres humanos cada día mejores. Debe estar al servicio de desarrollo humano de nuestra nación, para promover una mejor calidad de vida material y espiritual a través de la participación activa y democrática en la vida económica, y garantizar una justa distribución de la riqueza y de los recursos materiales.

En el seno de la familia se aprenden las costumbres sociales, los valores humanos y, además, las normas morales que rigen el comportamiento social de los futuros hombre y mujeres.
Versión 7.01 by Js & enciclopediadetareas.net