10 DE DOWNING STREET - Primer Lord del Tesoro y del Primer Ministro del Reino Unido


10 de Downing Street, es la residencia oficial y oficina de trabajo del Primer Lord del Tesoro y del Primer Ministro del Reino Unido. La sede del Gobierno de Su Majestad está situada en Downing Street, en la Ciudad de Westminster en Londres, Inglaterra.

El centro del Gobierno del Reino Unido, es la casa y lugar de trabajo del Primer Ministro, con oficinas para secretarias, asistentes y consejeros. También contiene salas de conferencias y comedores donde el Primer Ministro se reúne con otros líderes y dignatarios extranjeros. El edificio está cerca del Palacio de Westminster, que alberga el Parlamento del Reino Unido, y del Palacio de Buckingham, residencia de la Reina Isabel II.


En sus orígenes el número 10 eran tres casas. En 1732 el rey Jorge II dio estas tres casas a sir Robert Walpole como agradecimiento a los servicios prestados a la nación. Walpole las aceptó pero con la condición de que serían un regalo a la oficina del Primer Lord del Tesoro más que un regalo para él mismo. Walpole contrató a William Kent para unirlas en un mismo edificio, que es a lo que hoy en día se conoce como el 10 de Downing Street.

La reorganización no fue un éxito inmediato. A pesar de su gran tamaño y ubicación, son pocos los Primeros Ministros que han vivido allí. El número 10 ha sido cerrado muchas veces para derribarlo, debido a su coste de mantenimiento y a su estado descuidado y decadente.

Sin embargo, el número 10 sobrevivió y quedó ligado a muchos de los grandes estadistas y eventos de la historia británica. Gradualmente, la gente empezó a apreciar su valor histórico. En 1985, la Primera Ministra Margaret Thatcher dijo que el número 10 se había convertido “en una de las más preciadas joyas del patrimonio nacional”.

Salas y habitaciones

La sala del Gabinete

En los planes de Kent para la ampliación del Número 10, la Sala del Gabinete, era un simple, aunque magnífico espacio rectangular con grandes ventanas. Como parte de las renovaciones iniciadas en 1783, la Sala del Gabinete se amplió, dándole su apariencia moderna actual. Probablemente no se terminó hasta 1796, esta alteración se consiguió mediante la eliminación de la pared este y reconstruyéndola muchos metros más allá dentro de las salas de los secretarios. En la entrada se levantaron dos pares de columnas corintias (para soportar el peso del techo extra que se añadió a la sala) que soportan un entablamento con moldura que recorre toda la sala. El pequeño espacio resultante, enmarado por los pilares, sirve como una antesala a la gran zona de reuniones, y le da un sentido de dignidad y poder que no tenía antes. El cuadro “El Palacio del Whitehall” (que se muestra al principio del artículo) de Rendrick Danckerts cuelga en la antesala; un busto de Disraeli reposa en un pedestal.

Aunque Kent intentó que el Primer Lord usara este gran espacio como despacho personal, raramente ha servido con tales propósitos; casi siempre ha servido como sala de reuniones del Gabinete. El Primer Lord no tiene designado un espacio propio para despacho en el Número 10 como pasa en la Casa Blanca con el Despacho Oval. Cada Primer Lord elige como despacho una de las salas contiguas.

La Gran Cocina

La segunda parte de las renovaciones comenzadas en 1783 incluía la creación de una gran cocina en los sótanos que todavía existe hoy en día, probablemente construida también bajo la dirección de Robert Taylor. Pocas veces vista por nadie que no pertenezca al personal de la casa, este espacio tiene la altura de dos plantas con una gran ventana con arco y techo abovedado. Tradicionalmente, siempre ha tenido una enorme tabla de cortar o mesa de trabajo de 4,3 metros de longitud, 0,9 metros de ancho y 13 cm de grosor.

La sala de los Pilares

El moderno Número 10 tiene tres salas de recepciones de estado interconectadas. La más grande de todas es la Sala de los Pilares que se piensa que fue creada por Taylor en 1796. Mide 11 metros de largo por 8,5 de ancho, y toma su nombre de los dos pilares que hay en uno de los extremos. En la mayoría de las grandes ocasiones, los huéspedes son recibidos en esta sala antes de entrar en el comedor de Estado para la cena. Se usa constantemente para recepciones de estado, por lo que la Sala de los Pilares se queda casi vacía salvo por unas cuantas sillas que están alrededor de las paredes.

El Comedor de Estado

Cuando Frederick Robinson (posteriormente, Lord Goderich), se convirtió en Ministro de Hacienda en 1823, decidió dejar un legado personal a la nación. Para este fin, empleó a Sir John Soane, el distinguido arquitecto que había diseñado el Banco de Inglaterra y otros muchos edificios famosos, para construir un Comedor de Estado en el Número 10. Comenzado en 1825 y completado en 1826 con un coste de 2.000 libras, el resultado es un hermoso y espacioso comedor con las paredes revestidas con paneles de roble y molduras. Se accede a él a través de la primera planta, su magnífico techo abovedado se alza hasta la siguiente planta, por lo que el salón ocupa dos plantas de la casa. Mide 13 metros de largo por 7,9 de ancho, por lo que le convierten en el mayor salón de la casa; puede acoger cómodamente hasta 65 invitados en su mesa con forma de herradura. La primera cena que se sirvió en este salón fue el 4 de abril de 1826; Soane fue el invitado de honor.

El pequeño comedor o sala del desayuno

Sobre la cocina de Taylor, entre la Sala de los Pilares y el Comedor de Estado, Soane creó un comedor más pequeño (algunas veces llamado sala del desayuno), que todavía existe hoy en día. Para construirlo, Soane quitó la chimenea de la cocina para poder poner una puerta en la habitación. A continuación, trasladó la chimenea al lado este, ejecutando un ingenioso conducto de humos en forma de “Y” conduciéndolo por el interior de las paredes hasta ambos lados de una de las ventanas de arriba. Íntimo y cómodo con su techo plano y sin adornos, los Primeros Ministros han usado esta sala para cenar con su familia o para reuniones de estado más pequeñas o más personales.

Fuente: