¿CÓMO APARECE LA PREDIABETES?

En medicina, la diabetes es un grupo de enfermedades que tiene como resultado un exceso de azúcar en la sangre (glucosa sanguínea elevada). Por otra parte la prediabetes es la afección en la que el nivel de azúcar en sangre es elevado, pero no lo suficiente para ser diabetes de tipo 2.

La prediabetes se presenta cuando el procesamiento de glucosa (azúcar) por el cuerpo no se está haciendo correctamente. En lugar de servir como una fuente de energía para las células, la glucosa permanece circulante en la sangre, haciendo que su nivel quede por encima del normal. De una manera sencilla, podemos decir que una persona tiene prediabetes cuando su azúcar en la sangre (nivel de glucosa en sangre) está por encima de la normal, pero no todavía lo suficientemente alto para definirse como diabetes.

Para entender cómo aparece la prediabetes, vale la pena recordar cómo el cuerpo maneja el azúcar ingerido en la dieta.

La mayoría parte de la glucosa presente en nuestro cuerpo proviene de los alimentos que ingerimos, más específicamente de alimentos que contengan carbohidratos, como pan, pastas, arroz, patatas, dulces, frutas, maíz, harina, tortas, etc.

Durante la digestión, el azúcar presente en los alimentos se absorbe en el intestino y entra en el torrente sanguíneo. Una vez que el cuerpo detecta una elevación en el nivel de azúcar en la sangre, el páncreas pasa a liberar una hormona llamada insulina. La insulina actúa como una llave que abre las puertas de las células para que la glucosa pueda entrar. Sin la insulina, la glucosa no tiene manera de penetrar en las células, y sin glucosa, las células no pueden funcionar correctamente.

La entrada de la glucosa en las células hace que la concentración de la sangre caiga. El nivel de insulina en la sangre es controlado de forma muy determinada. Si la glucosa en la sangre se eleva, se eleva el nivel de insulina; si el azúcar en la sangre disminuye, también disminuye la liberación de insulina por el páncreas. De esta manera, la concentración de glucosa en la sangre se mantiene siempre dentro de valores considerados apropiados para el funcionamiento del organismo.

Cuando el individuo tiene prediabetes, es porque el proceso descrito anteriormente está ocurriendo de manera inapropiada. Generalmente, dos mecanismos son responsables:

  1. El páncreas no es capaz de producir cantidades adecuadas de insulina, que hace con que parte de la glucosa se acumula en la sangre.
  2. Las células se vuelven resistentes a la acción de la insulina. La cantidad de insulina es adecuada, pero no es eficiente en la hora para facilitar la entrada de la glucosa en las células. Este efecto es especialmente común en personas con sobrepeso, porque el exceso de grasa está claramente asociado con una menor eficacia de la insulina.

Cuando el defecto en uno de los dos mecanismos descritos anteriormente es brando, el paciente desarrolla la prediabetes; cuando el defecto es grave, el paciente desarrolla diabetes mellitus.

Fuente: