Factores que incrementan el riesgo de sufrir prediabetes

En medicina, la diabetes es un grupo de enfermedades que tiene como resultado un exceso de azúcar en la sangre (glucosa sanguínea elevada). Por otra parte la prediabetes es la afección en la que el nivel de azúcar en sangre es elevado, pero no lo suficiente para ser diabetes de tipo 2.

Los mismos factores que incrementan el riesgo de padecer diabetes tipo 2 aumentan el riesgo de sufrir prediabetes. Estos factores incluyen los siguientes:

  • Peso. Tener sobrepeso es un factor de riesgo importante para padecer prediabetes. Cuanto más tejido graso tengas, especialmente entre el músculo y la piel que rodean el abdomen y dentro de estos, más resistentes a la insulina se volverán las células.
  • Tamaño de la cintura. Una gran circunferencia de la cintura puede indicar resistencia a la insulina. El riesgo de resistencia a la insulina aumenta en hombres con una cintura de más de 40 pulgadas (101,6 cm) y en mujeres con una cintura de más de 35 pulgadas (88,9 cm).
  • Patrones de alimentación. El consumo de carnes rojas, carnes procesadas y bebidas endulzadas con azúcar está asociado con un mayor riesgo de prediabetes. Una dieta rica en frutas, vegetales, frutos secos, granos integrales y aceite de oliva está asociada con un menor riesgo de prediabetes.
  • Inactividad. Cuanta menos actividad física realizas, mayor es el riesgo de padecer prediabetes. La actividad física te ayuda a controlar el peso, utiliza la glucosa como energía y hace que tus células sean más sensibles a la insulina.
  • Edad. A pesar de que la diabetes se puede manifestar a cualquier edad, el riesgo de prediabetes aumenta luego de los 45 años. Esto puede deberse a que las personas tienden a hacer menos ejercicio, perder masa muscular y subir de peso con los años.
  • Antecedentes familiares. El riesgo de prediabetes aumenta si tus padres o tus hermanos tienen diabetes tipo 2.
  • Raza. A pesar de que no se puede determinar el motivo con exactitud, las personas de ciertas razas, incluidos afroamericanos, hispanos, nativos americanos, asiáticos-americanos e isleños del Pacífico, son más propensas a sufrir prediabetes.
  • Diabetes gestacional. Si sufriste diabetes gestacional durante el embarazo, tú y tu hijo corren un mayor riesgo de padecer prediabetes. Si diste a luz a un bebé que pesó más de 9 libras (4,1 kilogramos), también corres un mayor riesgo de padecer prediabetes.
  • Síndrome del ovario poliquístico. Esta afección común, caracterizada por períodos menstruales irregulares, crecimiento excesivo de vello y obesidad, aumenta el riesgo en las mujeres de sufrir prediabetes.
  • Sueño. Las personas con un determinado trastorno del sueño (apnea obstructiva del sueño) tienen un mayor riesgo de resistencia a la insulina. Las personas que trabajan cambiando turnos o en turnos nocturnos, lo cual posiblemente provoque problemas de sueño, también pueden tener un mayor riesgo de prediabetes o diabetes tipo 2.

Otras afecciones relacionadas con prediabetes comprenden las siguientes:

  • Presión arterial alta
  • Niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad, el colesterol “bueno”
  • Niveles altos de triglicéridos, un tipo de grasa de la sangre

Cuando estas afecciones se producen junto con la obesidad, se asocian a la resistencia a la insulina. La combinación de tres o más de estas afecciones generalmente se denomina síndrome metabólico.