Conciliación aritmética y contable


La conciliación de cuenta bancaria, también llamado conciliación bancaria es un proceso que permite confrontar y conciliar los valores económicos que una empresa tiene registrados sobre una cuenta, ya sea corriente o de ahorro, con sus movimientos bancarios, así como clasificar el libro auxiliar de contabilidad para confrontarlo con el extracto. Su principal objetivo es determinar las diferencias entre las cuentas similares o corresponsales que existen, después, una vez determinadas, se procede a investigar las causas/motivos de dichas para que éstas puedan ser corregidas y/o sólo llegar a tener saldos iguales.

Para realizarlo se utilizan los métodos conciliación contable y conciliación aritmética.

Conciliación aritmética

Ésta es una comprobación matemática para hacer que dos saldos que se van a comparar entre ellos coincidan, detectando las partidas que tengan diferencias para investigarlas posteriormente.

Esta conciliación se realiza punteando las partidas que se corresponden a fin de determinar las diferencias por falta de puntes de las partidas que no están correspondidas. Las diferencias pueden ser de los siguientes tipos: nuestros cargos no correspondidos, nuestros abonos no correspondidos, sus cargos no correspondidos y sus abonos no correspondidos. Además, existen dos fórmulas para realizarla, las cuales son:

  1. Saldo según nuestros libros más (+) nuestros abonos no correspondidos (+) sus abonos no correspondidos menos (-) nuestros cargos no correspondidos (-) sus cargos no correspondidos es igual (=) al saldo del corresponsal.
  2. Saldo según el corresponsal más (+) nuestros cargos no correspondidos (+) sus cargos no correspondidos menos (-) nuestros abonos no correspondidos (-) sus abonos no correspondidos es igual (=) al saldo según nuestros libros.

Conciliación contable

Después de realizar la conciliación aritmética se procede a realizar la conciliación contable que consiste en hacer un estudio de las partidas que forman la conciliación aritmética con el objetivo de determinar si es a la empresa o al corresponsal, (por ejemplo un banco) a quien le corresponde corregir los errores o hacer los ajustes necesarios. Es por eso que se investigan los motivos de las diferencias que forman la conciliación.

Fuente:
Versión 7.01 by Js & enciclopediadetareas.net