Costes directos e indirectos

El costo, también conocido como coste es el valor monetario de los consumos de factores que supone el ejercicio de una actividad económica destinada a la producción de un bien, servicio o actividad. Existen diversos criterios de clasificación de los costes entre ellos la naturaleza de los mismos, la imputación a los factores productivos, costos directos e indirectos, etc.

Dependiendo de la imputación de los factores a los productos que son objeto de fabricación se distingue entre costes directos y costes indirectos.

Costes directos

Estos costes se caracterizan por su cálculo que se puede asignar de forma cierta a un producto. A título de ejemplo en la fabricación de un periódico el coste de papel consumido es un coste directo, porque se puede saber con exactitud la cantidad de papel necesaria para confeccionar un periódico, mientras que el coste relativo a la limpieza de la nave de fabricación es un costo indirecto en la producción de un bien.

Algunos ejemplos de costes directos para diferentes productos y servicios son los siguientes:

Productos creados o transformados a partir de materiales iniciales.- costos de materias primas (papel, madera, acero, cartón, plástico, etc); insumos directos o componentes complementarios (tintas, tornillos, clavos, pegamento, etc) y mano de obra (sueldos, salarios, prestaciones y beneficios, ya sea en especie o económicos que recibe el personal que interviene en las líneas de producción de estos productos, desde el área de recepción de materiales en el almacén, hasta el almacén de producto terminado, incluyendo toda la fase de producción o transformación de esa materia prima); y finalmente los servicios de las áreas productivas (agua, luz, etc.) que son necesarios para que la materia prima sea transformada en el producto final.

Servicios (productos no manufacturados).- En la inteligencia de que los servicios pueden ser muy amplios, algunos ejemplos de costos directos sería la autoría intelectual de quien ofrece el servicio, el papel y la tinta que utiliza para la impresión de documentos, y los servicios como luz, teléfono (incluyendo Internet) que son necesarios para proporcionar el producto. En algunos casos los gastos de viaje son considerados como costos directos, si de esos viajes depende la entrega del servicio (como en el caso de las empresas que ofrece, cursos de capacitación o consultores externos de empresas como lo son los abogados).

Costes indirectos

Se afectan globalmente y como no pueden ser asignados directamente a un producto, deben ser previamente distribuidos a través del denominado cuadro de reparto primario de costes.

Ejemplo de costes indirectos: alquiler de una nave industrial o salario de personal administrativo.

Es decir, no lo podemos asignar únicamente, a una unidad de referencia concreta. Sino a criterios más generales, que dependen en cierta manera del tipo de producción. Como el gasto de electricidad, agua, almacenamiento, climatización, etc. de un proceso de producción. Están en contraste con el coste directo.

Fuentes:
Versión 7.01 by Js & enciclopediadetareas.net