Depuración de deudores

Los deudores son individuos, entidades o negocios que deben, o están obligados a pagar una deuda o varias deudas. En la depuración de deudores se analiza los saldos individuales de cada deudor con el motivo de dejar en la cuenta Deudores por Ventas solo aquellos que pagan regularmente y sacar de ella a los clientes que no están en esa situación.

De este análisis podemos sacar 4 tipos de deudores:

  • Deudores por ventas: corresponde a deudores que no saldaron sus deudas, pero están a tiempo de pagarlas.
  • Deudores morosos: corresponde a aquellos que están atrasados en el pago pero se cree que van a pagar.
  • Deudores en juicio o en gestión judicial: corresponde a los que se le ha iniciado juicio para el cobro de sus deudas.
  • Deudores incobrables: se considera así a quien por determinados motivos como su muerte o desaparición no pagarán la deuda y se dan por perdidos.

Todas las cuentas de deudores son parte del activo, a excepción de "Deudores incobrables", que al ser una pérdida se transforma en resultado negativo. Los asientos para las cuentas de deudores serán:

Deudores morosos (+Activo)
a Deudores por Ventas (-Activo)
Deudores en gestión judicial (+ Activo)
a Deudores morosos (- Activo)
Deudores incobrables (Resultado negativo)
a Deudores en gestión judicial (- Activo)

La transformación de un deudor no tiene que seguir necesariamente ese orden(es decir, un deudor por venta puede pasar a ser deudor en gestión judicial sin transformarse en moroso previamente, o pasar a ser incobrable por su muerte, por desaparición o huida del país sin ser moroso o en gestión judicial).

Fuente:
Versión 7.01 by Js & enciclopediadetareas.net