Diferencia entre préstamo y crédito – No los confundas


Debemos de saber que un préstamo no es un crédito, ni que un crédito es un préstamo, en el siguiente texto observara que es un préstamo y un crédito.

  • Préstamo: Nos referimos a préstamo de dinero únicamente, el mismo es un contrato por el cual una de las partes (prestamista) entrega una cantidad de dinero a otra (prestataria) que tendrá que devolverlo según las condiciones y términos pactados.
  • Crédito: Es una suma de dinero que la entidad financiera pone a disposición de su cliente de forma que éste podrá disponer parcial o totalmente de ella durante el plazo acordado y en las condiciones previstas. Llegado el vencimiento, deberá reponerla en su totalidad salvo que se pacte su renovación o ampliación.

Como has podido observar en lo expuesto hasta aquí, la principal diferencia entre un préstamo y un crédito es la siguiente:

  • En un préstamo, la entidad financiera entrega una cantidad de dinero a la otra parte, de forma que ésta tendrá que devolverla en el plazo y con las condiciones que hayan pactado.
  • En un crédito, la entidad financiera pone a disposición de la otra parte, una cantidad máxima de dinero, de forma que ésta podrá disponer total o parcialmente de él durante el período de tiempo que dure el contrato.

Pero además existen otras diferencias, de las que merece la pena destacar las siguientes:

  • El préstamo está más indicado para hacer frente al pago de inversiones mientras que la naturaleza del crédito hace que sea más idóneo para suplir necesidades puntuales de tesorería.
  • Los intereses que se cobran por un crédito suelen ser más altos que los de un préstamo.
  • Además, en el préstamo se pagan intereses desde el minuto uno mientras que en el crédito los intereses se devengan a medida que se va disponiendo del dinero y solo por el tiempo real en que se ha estado “usando”. También se suele pactar una comisión por “no disposición”.
  • Al devolver el importe total de un préstamo se termina el contrato. En el crédito no ocurre así, porque se podrá volver a disponer de cantidades mientras esté en vigor el contrato y, además, llegado a su término se podrá también renovar o ampliar.
  • La duración de ambas figuras suele ser distinta: el crédito se concede por un período de tiempo normalmente bastante más inferior que el de un préstamo.
  • Mientras que el préstamo es una fuente financiación a la que recurren tanto empresas como particulares, la línea de crédito (o póliza de crédito) es una figura pensada más para las empresas.
Versión 7.01 by Js & enciclopediadetareas.net