Impuestos progresivos y regresivos


Los impuestos son tributos que se exigen en función de la capacidad económica de los obligados a su pago; son la vía más importante de financiación de las arcas públicas; se caracterizan porque son cantidades cuyo pago se exige sin que exista contraprestación alguna por parte del estado y porque gravan la capacidad económica del contribuyente.

Los impuestos progresivos son aquellos en los que el tipo de gravamen es más alto conforme más alta sea la base imponible, mientras que los regresivos son aquellos en los que el tipo de gravamen disminuye a medida que aumenta la base liquidable.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es un impuesto progresivo porque contiene una escala de gravamen que se aplica por tramos, de forma que a cada tramo de base se le aplica un tipo de gravamen cada vez más alto.

Existe ordenamiento jurídico donde no existe ningún impuesto regresivo porque su implantación conlleva que las personas con menos recursos paguen más que las que las que tienen más posibilidades económicas.
Versión 7.01 by Js & enciclopediadetareas.net