Objetivos e importancia del Albarán


El albarán ("la prueba" o "el justificante") nota o documento que se le entrega a un individuo o negocio al momento que se le entrega una mercancía. El individuo o negocio que recibe la mercancía debe firmar este documento para dar constancia de que ha recibido correctamente la mercancía o pedido. Dentro de la compraventa, el albarán sirve como prueba documental de la entrega o traditio de los bienes.

El albarán no se registra en los libros de contabilidad, dado que generalmente los remitos se emiten sin valores. En México y Colombia se conoce como nota de remisión, en República Dominicana como nota de remisión, en España como sustento de entrega, en Venezuela nota de entrega o guía de despacho, en Cuba como despacho, en Perú como guía de remisión.

El albarán tiene dos objetivos diferentes, estos son para el comprador y para el vendedor:

  • Para el comprador: comparar con el pedido, a efectos de controlar si es la mercadería solicitada y, fundamentalmente, para controlar las mercaderías que recibe con la posterior facturación.
  • Para el vendedor: al recibir el duplicado del remito debidamente firmado por el comprador, tiene una constancia de haber entregado la mercadería que el comprador recibió conforme y, en base al remito, confeccionar la factura.

Otra funcionalidad del albarán es a efectos inventaríales pues aquella mercancía suministrada es restada del stock disponible, pudiendo quedar, según la operativa administrativa de cada empresa, como stock comprometido o bien, simplemente, restada del stock total.

El albarán le aporta importancia al comprador, al vendedor y a la empresa de transporte:

  • Comprador: le sirve para controlar las mercaderías recibidas con la nota de pedido.
  • Vendedor: le sirve para constatar que el comprador recibió conforme.
  • Empresa de transporte: le sirve para constatar que el transportista entregó las mercaderías.

Fuente:
Versión 7.01 by Js & enciclopediadetareas.net