Impacto ambiental que ocasiona una salinera

Una salinera es un lugar donde se agrega grande cantidades de agua salada de los océanos con el propósito de extraer la sal por medio de la evaporación del agua causada por el calor del sol. Luego que el agua se evapora, se seca la salar y luego se recoge para su venta.

La sal es prácticamente inagotable, en los océanos la sal contenida en los mismos es demasiada. En el 2017 a nivel mundial se llegaron a producir cerca de un total de 250 millones de toneladas de sal. Este método tiene varios impactos ambientales, la ocupación de grandes terrenos para la construcción de salinas priva a las demás especies de su territorio. También causa problemas ambientales serios cambiando las propiedades químicas de los suelos de cultivo.

Los amargos, son desechos salineros que constituyen una sustancia de toxicidad comprobada para la biota de los ecosistemas naturales. Ciertas especies sufren un riguroso Impacto en su organismo debido tanto a su toxicidad aguda. Esta toxicidad afecta a varias especies, pero esto no se ve a simple vista pero afecta su organismo y a otras especies afecta sus tasas de crecimiento, sus rasgos físicos y otras funciones vitales.

La producción de sal a partir de agua de mar tiene impactos altamente negativos para el medio ambiente donde se instalan estas industrias y para las poblaciones locales. Las salineras son responsables de alterar la dinámica de los ecosistemas costeros y cambiar los niveles de salinidad de las aguas y los suelos, así como de destruir importantes ecosistemas como manglares y otros humedales marino costeros.

Para la fabricación de una salinera tienen que eliminar cualquier cobertura vegetal existente, proceden a remover los suelos para crear especies de piscinas, cubiertas generalmente por plásticos para impermeabilizar los suelos.

El agua es captada en la pleamar (nivel más alto que alcanza el agua del mar durante la marea alta) por medio de canales o tomaderos es almacenada. Con el efecto del sol y el viento el agua se evapora y se obtiene la sal. Esta sal es removida y trasladada a un lugar donde se cristaliza, luego viene el proceso de transporte o empacado para su venta.