Lo que no sabía de la ciudad Melbourne

Melbourne no es una simple ciudad de Australia, es la capital y mayor ciudad del estado de Victoria. Esta ciudad desde 2011 fue escogida como la mejor ciudad del mundo para vivir, por sus altos niveles de calidad de vida y bajos niveles de pobreza, ha sido además seleccionada como favorita en lugares para conocer por los turistas. Es la segunda ciudad del país en población tras Sídney, con aproximadamente 4,1 millones de habitantes en su área metropolitana.

Melbourne fue fundada por colonos libres en 1835, 47 años después del primer asentamiento europeo en Australia, como una pastoral en torno al río Yarra. Transformada rápidamente en una de las principales metrópolis de Victoria por la fiebre del oro de la década de 1850, Melbourne se convirtió en la ciudad de Australia más grande e importante. El crecimiento de Melbourne se redujo durante principios del siglo XX y fue superada por Sídney.

Entre 1901 y 1927 fue la capital de Australia, cuando se trasladó a la ciudad planeada de Canberra. Se encuentra en el curso inferior del río Yarra y las costas de la bahía Port Phillip, al norte y al este. El nombre de Melbourne sirve, también, para denominar la región geográfica del Gran Melbourne. El centro histórico, la Ciudad de Melbourne, tiene tan solo 71 380 habitantes (datos de 2006). Hoy en día, la ciudad es un importante centro de comercio, industria y actividad cultural.

La ciudad ha sido reconocida como capital del deporte y la cultura de Australia y es sede de varios de los eventos e instituciones deportivas más significativos del país. También fue denominada como una ciudad gamma por la Universidad de Loughborough en 1999. Melbourne es notable por su mezcla de arquitectura victoriana y contemporánea, su extensa red de tranvías, sus jardines y parques victorianos, así como su diversa y multicultural sociedad. Varios eventos de renombre internacional han tenido lugar en Melbourne, incluyendo los Juegos Olímpicos de 1956 y los Juegos de la Commonwealth de 2006. Fue sede, además, de la Reunión de Jefes de Gobierno de la Commonwealth en 1981 y de la cumbre del G20 en 2006.

Melbourne es bien conocido por sus cambiantes condiciones climáticas. Esto se debe en parte a la topografía plana de la ciudad, su situación en Port Phillip y la presencia de la cordillera Dandenong hacia el este, una combinación que crea sistemas meteorológicos que a menudo rodea la bahía. La frase "cuatro estaciones en un día" es parte de la cultura popular y comprobada por los visitantes a la ciudad, de ahí que los melbournianos aseguren que si no les gusta el tiempo que hace solo tienen que esperar 10 minutos para que cambie.

Melbourne es una ciudad diversa y multicultural, un crisol de culturas. Casi una cuarta parte de la población de Victoria nació en el extranjero, y en Melbourne residen ciudadanos de 233 países de procedencia distintos, que hablan más de 180 idiomas y dialectos, y practican 116 confesiones religiosas. Melbourne tiene la segunda población más grande de asiáticos en Australia, donde destacan las comunidades de Vietnam, India y Sri Lanka.

No existe una entidad administrativa cuyo ámbito de actuación incluya a la totalidad del área metropolitana de Melbourne. El alcalde de Melbourne, en la actualidad Lord Mayor Robert Doyle, y el ayuntamiento de Melbourne tienen jurisdicción únicamente sobre el centro histórico, conocido como Ciudad de Melbourne (City of Melbourne). El resto del área urbana se divide en 30 municipalidades, las cuales utilizan la denominación de ciudades (cities), a excepción de cinco entidades administrativas en la periferia, que reciben el nombre de condados (shires). Todas estas entidades de gobierno local cuentan con sus propias asambleas municipales y ejercen las competencias en materia de servicios públicos delegadas por el gobierno del estado de Victoria. Las asambleas municipales están representadas en la Asociación de Administración Local de Victoria (Local Government Association of Victoria).

La mayor parte de las competencias relacionadas con la administración de la ciudad están, sin embargo, en manos del gobierno del estado de Victoria. Entre estas competencias se encuentran el transporte público, el mantenimiento de las carreteras, el tráfico, la policía, la educación no preescolar y la planificación de proyectos de infraestructura. El escaso nivel de competencias a disposición de las entidades municipales parece deberse al hecho de que tres cuartas partes de la población del estado de Victoria residen en el área metropolitana de Melbourne, lo cual hace que haya una cierta coincidencia en el ámbito de actuación de los poderes estatales y municipales. Esto ha hecho que los órganos administrativos del estado de Victoria hayan sido siempre reacios a ceder parcelas de poder a las entidades municipales.

Melbourne es sede del puerto marítimo más ocupado de Australia y de gran parte de la industria automotriz australiana, que incluyen la fabricación de Ford y Toyota, así como la instalación de fabricación de motores de Holden. Es el hogar, también, de muchas otras industrias manufactureras, siendo, además, un importante centro financiero y de negocios. El transporte internacional de mercancías es una industria importante en la ciudad. El puerto de Melbourne, el más grande de Australia, maneja más de 75 mil millones de dólares australianos en comercio cada año, así como ostentar el 39 % del comercio de contenedores del país. El Aeropuerto Internacional de Melbourne ofrece un punto de entrada para los visitantes nacionales e internacionales.

Melbourne es también un importante centro de tecnología, con una industria de las ITC (Tecnologías de la Comunicación y la Información) que emplea a más de 60 000 personas (un tercio de las ITC de trabajo de Australia), tiene un volumen de negocios de 19,8 mil millones de dólares australianos y los ingresos de exportación son de 615 millones de dólares americanos.

Melbourne tiene una presencia importante como centro financiero para Asia y el Pacífico. Dos de los cuatro grandes bancos, NAB y ANZ, tienen su sede en Melbourne. La ciudad se ha hecho un hueco como el principal centro de Australia para los fondos de pensión con el 40 % del total, y el 65 % de la industria de los super-fondos. Melbourne es también el hogar de los 40 mil millones de dólares australianos del Gobierno Federal de Fondo Futuro, y podría llegar a albergar la mayor empresa del mundo en caso de que la propuesta de fusión entre BHP Billiton y Grupo Río Tinto se lleve a cabo.