Partes del huevo

Un huevo es un cuerpo redondeado de tamaño y dureza variables, que las hembras de diversos grupos de animales producen, y que sustenta y protege al embrión cuando el óvulo es fecundado, convirtiéndose así en cigoto.

El huevo responde a un mecanismo evolutivo que marca el desarrollo de animales acuáticos, semiacuáticos y terrestres. Está formado por: Cáscara, Clara y Yema.

  • La cascara es la parte dura externa de un huevo, así como otros huevos con partes exteriores no-duras: como pueden ser las huevas de los pescados. Es una parte comestible que sólo se ingiere tras un tratamiento químico, por ejemplo las cáscaras de los huevos encurtidos suelen poder comerse debido a su acción en un medio ácido (vinagre) que las ha ablandado. La cáscara supone entre un 10% y un 15% del peso total de un huevo.
  • La clara, también llamada Albumen es el líquido semitransparente que contienen los huevos. Se caracteriza por su alto contenido en proteínas del huevo.
  • La yema, también llamada vitelo es lo que lleva el huevo en su parte central, rodeada por la clara de huevo, y suspendida por un conjunto de cadenas proteicas denominado chalaza. La yema se encuentra separada de la clara por la membrana vitelina.

Además está formado por un conjunto de membranas extraembrionarias o fetales que rodean al embrión y cada una cumple una función importante y determinada:

  • Alantoides
  • Amnios
  • Membrana vitelina
  • Corión