Regímenes de alimentación de los escarabajos

Los escarabajos (coleópteros) son un orden de insectos que presentan una enorme diversidad morfológica y ocupan virtualmente cualquier hábitat, incluidos los de agua dulce, aunque su presencia en ambientes marinos es mínima.

Los escarabajos son unas 375 mil especies descritas; tiene tantas especies como las plantas vasculares o los hongos y 66 veces más especies que los mamíferos. Contiene más especies que cualquier otro orden en todo el reino animal. La mayoría de los escarabajos son herbívoros, y muchas especies pueden constituir plagas de los cultivos, siendo las larvas las que causan la mayor parte de los daños agrícolas y forestales.

El término “Escarabajo” es sinónimo de “Coleoptero”. La enorme variedad de nichos ecológicos que los escarabajos ocupan en la naturaleza, se refleja en una gran variedad de regímenes alimenticios.

  • Antófagos: se alimentan de flores, como Oxythyrea funesta (Cetoniinae).
  • Carpófagos, o frugívoros: se alimentan de frutos, como Cetonia o Potosia (Cetoniinae).
  • Coprófagos: se alimentan de deyecciones, como muchos Geotrupidae, Scarabaeinae o Aphodiinae.
  • Depredadores: cazan y se alimentan de otros animales (insectos, lombrices, caracoles, babosas), como la mayoría de Adephaga, Coccinellidae, Histeridae, Staphylinidae, etc.
  • Espermófagos: se alimentan de semillas, como los Bruchidae.
  • Filófagos: se alimentan de hojas, como la mayoría de Chrysomelidae. En esta categoría se incluyen temibles plagas para la agricultura.
  • Micófagos, o fungívoros: se alimentan de hongos, como los Mycetophagidae o Ciidae.
  • Necrófagos: se alimentan de cadáveres, como los Silphidae.
  • Polinífagos, o polinívoros: se alimentan de polen, como muchos Oedemeridae y bastantes Cerambycidae.
  • Rizófagos: se alimentan de raíces.
  • Saprófagos: se alimentan de materia vegetal en descomposición, como muchos Staphylinidae.
  • Xilófagos: se alimentan de madera, como las larvas de Anobiidae, Cerambycidae o Scolytidae.

Cabe destacar que no existe ningún escarabajo que sea hematófago, es decir, que se alimente de sangre.