Banca Cívica (banco)

De banco, la banca es el conjunto de entidades bancarias; es la actividad económica de operaciones financieras que se realiza por medio de los bancos. La Banca Cívica fue el banco creado en 2010 a partir de un Sistema Institucional de Protección integrado por Caja Navarra, Cajasol, CajaCanarias y Caja de Burgos.

Del nuevo banco, Caja Navarra y Cajasol tendrían cada una el 29,1% del capital social; Caja Canarias, un 21,3%; y Caja de Burgos, un 20,5%. La Banca Cívica contaba con un total de 1,551 oficinas, 7,800 empleados y 3.5 millones de clientes, de los cuales 3 millones eran particulares y 500,000 corporativos. Estaba presente en 33 provincias españolas.

El 11 de febrero de 2011, el FROB suscribió 977 millones de euros de preferentes de Banca Cívica para apoyar de forma financiera al grupo.

Tras el plan de recapitalización del Banco de España, Banca Cívica optó por la opción de salir a Bolsa vendiendo más del 20% de su capital. Banca Cívica realizó una Oferta Pública de Subscripción el 21 de julio de 2011. El tramo minorista previsto fue el 48% y el de empleados el 2%. Ambos necesitaban una aportación mínima de 2.500 euros. El tramo institucional tuvo reservado el 50%, con aportaciones mínimas de 100.000 euros. El precio de salida fue 2,7 euros, equivalente a un 60% de descuento respecto al valor en libros. La valoración del banco fue 1.342,3 millones de euros.

Banca Cívica se integró en CaixaBank el 3 de agosto de 2012, tras la inscripción de la escritura de fusión por absorción en el Registro Mercantil.

Según se manifestó, la operación conformaría la entidad líder en el mercado español, con más de 14 millones de clientes y unos activos de 342.000 millones de euros y se expresó que la integración no requería ayudas públicas, ni tenía ningún coste para el resto del sector financiero. Las cajas de ahorros con participación en el capital de Banca Cívica se convertirían en accionistas de CaixaBank con un 3,4% del capital (Caja Navarra (1,0%), Cajasol (1,0%), CajaCanarias (0,7%) y Caja de Burgos (0,7%)).

El 26 de junio de 2012, CaixaBank y Banca Cívica celebraron sendas junta general de accionistas de carácter extraordinario para aprobar la fusión por absorción de Banca Cívica por CaixaBank.

El 3 de agosto de 2012, tuvo lugar la inscripción de la escritura de la fusión en el Registro Mercantil, produciéndose con ello la fusión por absorción de Banca Cívica por CaixaBank y la extinción de la primera. Se produjo un intercambio de acciones de 8 por 5 (8 acciones de Banca Cívica de nominal 1 euro por 5 acciones de CaixaBank de igual valor nominal). Como consecuencia, las acciones de Banca Cívica dejaron de cotizar dicho día.

En cuanto a la estrategia de marca de las sucursales absorbidas, CaixaBank decidió eliminar la marca "Banca Cívica" y recuperó, por motivos meramente históricos y culturales, las marcas comerciales -combinadas con el icono corporativo del banco catalán- de las cajas de ahorros que dieron lugar a la entidad a pesar de que ya no sean las antiguas cajas las que operan el negocio financiero. Esta estrategia se decidió que sólo se llevaría a cabo en los territorios de origen de las cajas, de manera que todas las sucursales absorbidas situadas en otros territorios distintos de los de origen perderían dicha denominación y pasarían a ser sucursales convencionales, operadas sólo con la marca de "la Caixa".

El 9 de abril de 2013, CaixaBank devolvió los 977 millones que el FROB aportó a Banca Cívica.