Ave Porrón Pardo (Aythya nyroca)

El porrón pardo (Aythya nyroca) fue descrito científicamente por el naturalista germanoruso Johann Anton Güldenstädt en 1770, con el nombre de Anas nyroca, Posteriormente fue trasladado al género Aythya, creado por Friedrich Boie en 1822. Es una especie monotípica, es decir, no se reconocen subespecies diferenciadas.

Esta ave es una especie de anseriforme que habita en Europa, África y Asia; es un pato buceador de tonos marrones, mide entre 38 y 42 cm de longitud, con una envergadura alar de 63 a 67cm, y suele pesar entre 400 y 700 g. Esta ave se encuentra clasificada como especie casi amenazada.

El porrón pardo para conseguir su alimento se dedica a bucear en aguas poco profundas, generalmente de menos de un metro. Es una especie omnívora, aunque en su dieta la materia vegetal predomina sobre la animal. Se alimenta de semillas, plantas acuáticas y vegetación profunda, y complementa esta dieta con lombrices, moluscos, insectos y renacuajos.

El retorno a los cuarteles de cría empieza a principios de marzo, aunque la época de cría es de abril hasta agosto. Su nido es una acumulación de juncos y otras plantas escondido junto a la orilla o sobre la vegetación flotante. Su puesta suele ser de 6 a 12 huevos, de color amarillo crema con tono verdoso, y se realiza entre mayo y junio. La incubación realizada solo por la hembra dura de 25 a 27 días. Los polluelos tardan 55 o 60 días en desarrollarse y adquirir el vuelo.

Macho y hembra

El porrón pardo presenta una voz infrecuente: el macho emite un sonido rasposo y la hembra un gruñido áspero.

  • Macho: plumaje principalmente de color castaño rojizo oscuro, con la parte superior parda oscura y la zona infracaudal de color blanco puro. También son blancos la parte superior de su vientre, la parte inferior de sus alas y una lista que recorre la parte superior de sus plumas de vuelo, aunque salvo la cola sus partes blancas no suelen quedar expuesto excepto cuando están en vuelo. Se caracteriza por sus ojos de iris blanquecino. Su pico es negruzco verdoso, y sus patas son verdosas.
  • Hembra: tiene un patrón de plumaje similar pero de tonos pardos más apagados, con manchas difusas en los flancos, además del centro del abdomen y las coberteras inferiores de la cola blancos como el macho. Su pico es gris oscuro y las patas son grises verdosas. A diferencia del macho, presenta los ojos castaños. Los juveniles son de tonos similares a las hembras, pero con las partes inferiores moteadas y el blanco del vientre y la cola más sucio.