¿Es la nalga una parte íntima?

Las nalgas, al igual que los genitales externos y las mamas, suelen ser clasificados dentro de diversas culturas como "partes íntimas", debido a la cercanía de las nalgas con los genitales y el ano. Debido a su gran sensibilidad suelen ser referidas como zonas erógenas por sus propiedades eróticas, aunque esta misma sensibilidad también las convierte en un punto específico habitual en el castigo corporal. Al castigo físico que involucra el sometimiento de las nalgas con golpes se le denomina azote o nalgada.

Culturalmente, las nalgas suelen ser empatadas con otros órganos regularmente inexpuestos como "partes íntimas", a pesar de no estar meramente relacionadas con una función sexual, en comparación con las estructuras externas del aparato reproductor. En diversas culturas, las nalgas, al igual que las gónadas y las mamas, suelen asimilarse como órganos sexualmente estimulantes o erógenos. Existe una gran sensitividad tisular en el área pélvica, ubicándose en áreas específicas como los genitales, las nalgas, la zona púbica, el periné y el ano, convirtiendo a estas zonas específicas en zonas erógenas primarias.