¿Qué es la flema? – En la vía respiratoria

La flema es un fluido corporal, es moco más espeso de lo normal debido a una enfermedad o irritación, que se expulsa por el tracto respiratorio. La definición excluye aquellas mucosidades producidas en el tracto digestivo y que al final se eliminan por el conducto anal.

Aspecto y función

Normalmente la flema es de color blanco transparente, pero en condiciones patológicas puede variar sustancialmente dependiendo de su composición, pudiendo ser transparente, amarillo claro u oscuro, verde, marrón claro u oscuro e incluso gris.

La función principal de la flema es mantener la humedad de las vías respiratorias bajas así como atrapar y facilitar a los cilios el desplazamiento de las partículas extrañas hacia el exterior. También por su contenido de lisozimas, lactoferrina e inmunoglobulinas; tiene funciones antimicrobianas y protege igualmente a las vías aéreas contra agentes proteolíticos como la α1-antitripsina o la α1-antiquimiotripsinao y antiproteasas como la antielastasa.

Producción y causas comunes

La flema normalmente es producida en cantidad muy pequeña (100 ml o menos al día) y usualmente es deglutida inadvertidamente. Cuando su producción excede lo normal o aumenta su viscosidad, por una enfermedad o irritación, y se hace manifiesta al dificultar la función respiratoria, el organismo la elimina mediante la tos y la expectoración denominándose entonces esputo, siendo estos los síntomas y signos utilizados para evaluar de manera clínica la situación del paciente.

La flema puede tener causas que no se deben a una enfermedad subyacente. Por ejemplo, el ejercicio aeróbico, ciertos alimentos, como la leche y los pimientos picantes, o el tabaquismo.