¿Qué ocurre cuando un hombre está excitado?

La excitación es la segunda fase de una respuesta sexual, durante la misma el hombre experimenta un aumento del ritmo cardíaco mediante el sistema nervioso simṕatico, a su vez experimenta una erección (es decir, se llena de sangre y aumenta sensiblemente de tamaño).

Se inicia con la estimulación que puede ser física, psicológica o una combinación de ambas a través de la vista, oído, olfato, tacto, gusto, el pensamiento o las emociones. En términos fisiológicos, se relaciona con el fenómeno vasocongestivo: flujo de sangre en ciertas regiones del cuerpo, particularmente en los órganos pélvicos. Sus manifestaciones fundamentales, que pueden no ser instantáneas ni duraderas, es la erección del pene, detallada a continuación:

  • La erección del pene es producida a escasos segundos de iniciada la estimulación.
  • La sangre fluye con rapidez llenando los tejidos esponjosos y cavernosos, lo que endurece y agranda el miembro.
  • Otro de los tejidos externos que experimentan una transformación son los pliegues del escroto, que se alisan mientras los testículos se aproximan más al cuerpo y aumentan ligeramente de tamaño.
  • Los músculos del perineo se contraen rítmicamente y suele aparecer en la punta del pene gotas de líquido preseminal.

El tiempo de excitación suele variar entre ambos sexos, de formar que alcanzar la siguiente fase (fase de meseta) suele ser más rápido en el hombre que en la mujer.

Los trastornos de la sexualidad relacionados con problemas en la fase de excitación son: la disfunción eréctil en el sexo masculino y la sequedad vaginal en el sexo femenino.