Misión Cristiana Elim Internacional: Sus inicios y doctrina

En mayo de 1977 fue fundada como una filial de la Misión Cristiana Elim de Guatemala por Sergio Daniel Solórzano Aldana y comenzó sus operaciones en un pequeño local de la colonia Santa Lucía de Ilopango en San Salvador, El Salvador, con solo nueve miembros. Poco tiempo más tarde, luego de una campaña evangelística realizada el 28 de mayo de ese año, el Dr. Othoniel Ríos Paredes, Pastor de la Misión en Guatemala, nombró a Sergio Solórzano como responsable de dirigir la nueva congregación.

Hacia 1978, la iglesia contaba con alrededor de 150 miembros. En 1980 abre otra filial en la ciudad de Santa Ana al occidente de la capital, la cual fue pastoreada en sus inicios por el pastor Mario Vega quien años más tarde se convertiría en el Pastor General de la Misión.

Actualmente es una iglesia evangélica la cual tiene presencia en Australia, Francia,Suiza, China, Bélgica, Canadá, Costa Rica, Estados Unidos, Perú, Ecuador, España, Italia, República Dominicana, Chile, Honduras, Nicaragua, Guatemala, México, y El Salvador teniendo su megaiglesia madre ("Iglesia Elim central") en este último país (El Salvador), a la cual asisten a sus grupos de célula (Iglesias de hogar) un aproximado de 125,000 personas, sin contar a los que asisten a sus otras filiales, siendo considerada como la segunda iglesia evangélica celular más grande del mundo, y la primera del continente americano, en la actualidad es liderada por el Pastor Mario Vega. Hoy en día con más de 80,000 miembros -reuniéndose en un solo lugar-, es la mayor congregación cristiana no católica en un solo sitio, en El Salvador.

La Doctrina de la misión se basa en la Biblia, considerando a esta como máxima autoridad doctrinal de la iglesia.

La misión contiene en sus doctrinas diversidad de tópicos cristianos, tales como enseñanzas evangélicas, presbiterianas, episcopales, calvinistas, pre-milenaristas, pre-tribulacionistas, pentecostales entre otras.

La misión cree en Dios el Padre, la Deidad de Cristo, la Personalidad del Espíritu Santo, la depravación total del género humano, la elección incondicional del hombre por parte de Dios, el perdón de pecados por medio del sacrificio de Cristo (Justificación por fe), la gracia irresistible de Dios, El arrebatamiento de la Iglesia, La gran tribulación, La segunda venida de Cristo, El reino milenial, el tribunal de Cristo, La eternidad del alma en un lugar de tormento o de consuelo, entre otras doctrinas.